Imputadas cinco personas en Bélgica por su papel en el genocidio en 1994 en Ruanda

Footgrafías de ciudadanos asesinados durante el genocidio en Ruanda 1994
NOOR KHAMIS / REUTERS - Archivo
Publicado 12/12/2018 21:48:01CET

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Bélgica ha anunciado este miércoles que un total de cinco personas han sido imputadas por sus supuestas acciones durante el genocidio en 1994 en Ruanda, en el que será el primer caso en el país por estos crímenes.

En su comunicado, ha indicado que en un primer caso hay tres imputados por genocidio y crímenes de guerra, mientras que en un segundo caso hay otros dos acusados por estos mismos crímenes.

"Es la primera vez que un tribunal de primera instancia de Bélgica tendrá que hacer frente a hechos calificados como crímenes de terrorismo", ha señalado, antes de recordar que en 2009 hubo un juicio por crímenes de guerra.

Asimismo, ha recalcado que "en esta fase, los cinco acusados siguen beneficiándose de la presunción de inocencia y tienen un periodo de 15 días desde la fecha del veredicto para presentar una apelación".

El comunicado ha sido publicado un día después de que Dinamarca extraditara al país africano a un hombre sospechoso de cometer diversas atrocidades durante el genocidio, una vez ha agotado todas las vías legales para evitar ser enviado a Kigali.

El 6 de abril de 1994 el avión en que viajaba el presidente de Ruanda Juvénal Habyarimana (miembro de la mayoría hutu) fue derribado por un misil. Junto a él viaja su homólogo burundés, Cyprien Ntaryamira.

El incidente fue el inicio de un genocidio en el que murieron más de 800.000 personas, la mayoría de ellas miembros de la minoría tutsi y hutus moderados.

La masacre se extendió durante cien días ante la retirada del país de la misión de Naciones Unidas (UNAMIR), que retiró del país a la mayoría de efectivos después de que diez 'cascos azules' belgas fueran asesinados el 7 de abril.

Ante la desprotección internacional, las matanzas se cobraron en tres meses la vida de al menos 800.000 personas, en su mayoría asesinados con machetes y otras armas blancas. En este mismo periodo se cometieron entre 250.000 y 500.000 violaciones, según la ONU.