Actualizado 03/10/2007 21:32 CET

India.- Un ex parlamentario, condenado a la pena capital en India

PATNA (INDIA), 3 Oct. (EP/AP) -

Un tribunal del este de la India sentenció a muerte hoy a un ex diputado por su papel en el asesinato en 1994 de uno de los miembros del Gobierno del estado Bihar. Ésta es la primera vez que un miembro del Parlamento recibe una sentencia de pena capital.

El antiguo miembro del Parlamento Anand Mohan y otros dos políticos fueron condenados a la horca por su papel en un ataque perpetrado por una banda contra un miembro del Gobierno de Bihar. El caso pone de manifiesto la conexión entre el crimen organizado y la política en la India rural.

Otras cuatro personas, entre ellas la mujer de Mohan, Lovely Anand, que también había sido parlamentaria, fueron condenadas a cadena perpetua por el tribunal de Patna, capital del estado de Bihar.

Bihar es uno de los estados indios donde la política está dominada por líderes locales que a menudo hacen uso de la violencia para intimidar a sus rivales. Muchos de diputados de los estados de Bihar y Uttar Pradesh se enfrentan a acusaciones criminales, incluidas las de asesinato y secuestro. La legislación india prohíbe únicamente a aquellos que han sido declarados convictos aspirar a un cargo, y con los retrasos en el sistema judicial indio, este proceso a menudo tarda años.

Mohan fue acusado de dirigir a una banda que sacó al miembro del gobierno G. Krishnaiah de su coche y le golpeó, dejándolo inconsciente, antes de matarle de un disparo. El coche oficial de Krishnaiah se había cruzado de forma involuntaria con la comitiva fúnebre de un célebre miembro del crimen organizado y aspirante a político, Chottan Shukla.

Los partidarios de Shukla sostuvieron la responsabilidad del Gobierno en su muerte tras ser disparado por asaltantes que no han sido identificados. Shukla fue miembro del partido de Mohan, el Partido Popular, ya desaparecido.

Tras la sentencia, Mohan negó haber incitado a la muchedumbre al asesinato de Krishnaiah, diciendo que estaba fuera de control y que más de una docena de policías presenciaron el asalto. "¿Qué podía haber hecho yo?, dijo a los periodistas.