Las autoridades de Indonesia retoman el control de Papúa tras las protestas violentas

Actualizado 19/08/2019 18:35:07 CET
Calles cortadas por ruedas en Manokwari
Calles cortadas por ruedas en Manokwari - REUTERS / ANTARA FOTO AGENCY

El Gobierno pide calma tras el incendio de la sede del parlamento regional de la región de Papúa Occidental

YAKARTA, 19 (Reuters/EP)

El jefe de Policía de Indonesia, Tito Karnavian, ha dicho que las autoridades de la provincia de Papúa Occidental están retomando el control después de que este lunes por la mañana los separatistas de la región incendiaran un edificio del Parlamento y cortaran varias calles en la capital de la provincia, Manokwari.

Las protestas de los separatistas fueron motivadas por la detención de 43 estudiantes de Papúa el pasado 17 de agosto, Día de la Independencia de Indonesia, por doblar presuntamente el mástil de una bandera en un colegio mayor en Surabaya, provincia de Java Oriental. Durante la detención de los estudiantes se utilizó gas lacrimógeno y, según un activista, los agentes se refirieron a los estudiantes como "monos".

El conflicto independentista se remonta varias décadas atrás y, además, ha habido frecuentes denuncias de abusos y vulneraciones de Derechos Humanos contra la población papú por parte de la Policía de Indonesia.

Karnavian ha declarado que según los informes que recibe desde Papúa Occidental "la situación se ha vuelto gradualmente manejable" y que se enviarán agentes desde otras partes del este de Indonesia si fuese necesario.

El presidente indonesio, Joko Widodo, ha hecho un llamamiento a la calma. "Hermanos y hermanas de Papúa Occidental. Sé que estáis ofendidos. Todos somos compatriotas. Lo mejor es perdonarnos", ha apuntado. "Comprendo que las emociones están a flor de piel, pero el perdón y la paciencia son más provechosas", ha añadido, según recoge la agencia de noticias DPA.

El gobernador de Papúa, Lukas Enembe, ha explicado a la cadena TVone que el enfado de los papúes proviene de las "declaraciones extremadamente racistas de la gente de Java Occidental, la Policía y el Ejército". Por su parte el gobernador de Java Occidental, Jofifah Indar Parawansa, se ha disculpado ante los medios en nombre de los habitantes de su provincia ya que "esas opiniones no representan la voz de la gente".

Verónica Koman, una abogada de Derechos Humanos, ha dicho en Twitter que "el movimiento de liberación está entrando en una nueva etapa". Las protestas por la independencia en la capital de Papúa, Jayapura, han sido multitudinarias, con cifras de participación en la manifestación que van desde las 500 personas, según la Policía, hasta los miles que reivindican los organizadores.

Las provincias de Papúa y Papúa Occidental fueron parte de las colonias holandesas hasta que en 1969 se incorporaron a Indonesia mediante un referéndum.

Para leer más