Innovaciones agrícolas para atajar el hambre en Sudán del Sur

Innovaciones agrícolas para atajar el hambre en Sudán del Sur
WORDL VISION - Archivo 
Actualizado 25/05/2019 9:02:07 CET

World Vision está ensayando en el país nuevos cultivos que garanticen mejores cosechas

MADRID, 25 May. (Por Cecil Laguardia y Eloisa Molina, World Vision) -

Muchos agricultores a pesar de sus esfuerzos continuos no pueden cultivar lo necesario para alimentar ni siquiera a sus propias familias, y mucho menos vender para obtener ingresos adicionales. Por eso es fundamental trabajar con las comunidades para abordar las necesidades alimentarias inmediatas, pero también para proporcionar herramientas, estrategias y semillas capaces de aportar alimentos sostenibles para el futuro.

Sudán del Sur es uno de los países más afectados por las sequías, el aumento de los precios de los alimentos y los disturbios violentos. Esto provoca que las poblaciones más pobres, especialmente los niños, se vean afectadas por la falta de comida. La inseguridad alimentaria sigue afectando hoy a más de siete millones de personas en este país. Un informe reciente de la ONU indicaba que aproximadamente 360.000 niños menores de cinco años sufren desnutrición severa.

Además de proporcionar alimentos y apoyo inmediato a las personas desplazadas por la violencia, la ONG World Vision está ofreciendo mayores recursos a los agricultores, a través de la formación y de la creación de grupos de productores, para adquirir nuevas habilidades que les permitan mantenerse. Mejorar la seguridad alimentaria y los medios de vida de los niños vulnerables y sus comunidades; asegurar que los niños estén bien alimentados y promover la agricultura sostenible son los tres pilares fundamentales.

      World Vision

En este último punto podemos enmarcar los diversos ensayos sobre distintos cultivos que ayudarán a los agricultores a utilizar variedades de semillas que serán productivas y adecuadas para el contexto específico en Sudán del Sur.

"Nunca antes había conocido un plan de producción tan completo, ni que me hubiera aportado tanto conocimiento. Descubrí que con el uso de semillas de mejor calidad, que se adaptan a nuestras tierras, podemos aumentar nuestra cosecha entre tres y cuatro veces más", dice Arek Kanybil Luac, un agricultor que ha participado en las formaciones del estado de Warrap (norte).

El Proyecto Integrado de Seguridad Alimentaria y Medios de Vida de World Vision tiene como objetivo ampliar las opciones de cultivos, mediante las variedades más adecuadas para sus comunidades, haciendo pruebas de su adaptabilidad. También introduce variedades de cultivos de alto rendimiento, resistentes a las enfermedades y climáticamente inteligentes que incluyen 49 variedades de sorgo, 6 de mijo perla y batatas.

Peter Madut Amet, director general de Agricultura del estado de Gogrial, elogió los esfuerzos de los agricultores y los alentó a participar activamente en los ensayos de adaptación de World Vision así como compartir lo que aprendieron con otros agricultores.

ELEGIR LOS CULTIVOS ADECUADOS

"La única forma de detener el hambre y la pobreza en nuestras comunidades es elegir la variedad de cultivo adecuada para que pueda obtener la máxima producción y poder cubrir así las necesidades de las familias", afirma Peter Madut.

Los terrenos elegidos para las pruebas con semillas se encontraban en Tonj Norte, en el estado de Warrap; Rajaf, en la capital Yuba; y Melut, en el estado del Alto Nilo.

        World Vision

El resultado de los ensayos de adaptación fueron un éxito y en ellos se combinaron la observación y las reflexiones de los agricultores con los datos de campo recopilados según el estándar del Instituto Internacional de Investigación de Cultivos para las Zonas Tropicales Semiáridas (ICRASAT). Los resultados han concluido en que las variedades más favorables para cultivar en estas comunidades son ocho tipos de sorgo, cuatro de mijo perla y cinco batatas dulces.

"Los ensayos son importantes para la agricultura del país ya que no hay suficientes opciones de variedades de semillas para aumentar la producción", explica el gerente de proyecto Berhanu Wolde.

LOS AGRICULTORES VERIFICAN LOS CULTIVOS

Los sitios de prueba en los tres estados ocuparon 2-3 feddans (un feddan es equivalente a 0,240 acres). Con la participación de las oficinas de agricultura estatales y del condado, se organizaron días de campo con visitas de agricultores locales y visitas de 500 agricultores
más por cada zona de prueba.

"Una prueba llevará una temporada de cultivo y requerirá de 2 a 3 años para confirmar la adaptabilidad del nuevo cultivo", puntualiza Wolde. Una vez confirmada, la variedad será lanzada oficialmente por el Comité Nacional de Lanzamiento de Semillas.

       World Vision

Los agricultores participantes en las comunidades mejorarán en gran medida su conocimiento de las prácticas de producción agrícola, su acceso a herramientas agrícolas y aprenderán más acerca de nutrición.

Como consecuencia de esta iniciativa 2.000 hogares recibieron capacitación sobre la producción agrícola diversificada, 400 agricultores equipos de microriego y 30 grupos de agricultores, contactos para mejorar las ventas en el mercado.

Contador