Publicado 09/03/2014 15:03CET

Interpol confirma que dos de los pasaportes listados en el vuelo de Malaysian Airways son robados

Denuncia que no se consultó la base de datos de documentos robados de Interpol y pide su utilización sistemática

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Interpol ha confirmado que dos de los pasaportes utilizados para abordar el vuelo de Malaysian Airways desaparecido el sábado durante un trayecto entre Kuala Lumpur y Pekín fueron robados en Tailandia entre 2012 y 2013. Los pasaportes estaban incluidos en la bases de datos de documentos de viaje robados de Interpol, pero ésta no fue consultada por los responsables de embarque, por lo que el organismo policial internacional ha pedido a las autoridades que realicen sistemáticamente esta consulta.

"Aún es pronto para especular sobre la posible relación entre los pasaportes robados y el avión desaparecido, pero está claro que es muy preocupante que un pasajero pueda abordar un vuelo internacional utilizando un pasaporte robado incluido en las bases de datos de Interpol", ha señalado el secretario general del organismo, Ronald K. Noble, en un comunicado oficial.

En concreto se trata de un pasaporte austriaco y de un pasaporte italiano que fueron robados en Tailandia en 2012 y 2013, respectivamente, por lo que se deduce que estos documentos fueron utilizados al menos en otra ocasión hasta su llegada a Malasia, ya que a Interpol no le consta que se haya realizado ninguna consulta más sobre estos documentos en concreto desde su sustracción.

Los pasaportes fueron sustraídos al italiano Liugi Maraldi, de 37 años y que informó del robo a la Policía italiana el pasado mes de agosto, así como al austríaco Christian Kozel, que denunció la sustracción del documento hace dos años. En respuesta a las dudas suscitadas, fuentes estadounidenses apuntan que no solo los terroristas emplean pasaportes falsos, también empleados asiduamente por contrabandistas, traficantes e inmigrantes ilegales.

CONSULTAS SISTEMÁTICAS DE LA BASE DE DATOS

Pocos países realizan búsquedas sistemáticamente en las bases de datos de Interpol para detectar si un pasajero está utilizando un documento de viaje robado o perdido para subirse a un avión, denuncia Interpol en el comunicado.

"Es una situación que no esperábamos ver nunca. Interpol lleva cuatro años alertando de que parece que era necesario que hubiera una tragedia como esta para que se apliquen medidas de seguridad prudenciales en fronteras y puertas de embarque", ha añadido Noble.

La agencia policial internacional explica que en 2013 más de 1.000 millones de viajes se realizaron sin que se comprobaran los documentos utilizados. La base de datos de documentos de viaje robados o desaparecidos se creó en 2002, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington.

"Si Malaysian Airways y todas las compañías aéreas del mundo pudieran cotejar los pasaportes de los pasajeros con la base de datos de Interpol, no tendríamos que especular sobre si los pasaportes robados han sido utilizados por terroristas", ha argumentado Noble.

Los radares que rastreaban la señal del Boeing del Malaysia Airlines indican que podría haber tratado dar la vuelta cuando se dirigía, procedente de la capital de Malasia, Kuala Lumpur, hacia Pekín, la capital de China, según el Ejército.

El aparato, con 227 pasajeros y doce tripulantes a bordo, desapareció hace más de 24 horas cuando sobrevolaba las aguas del mar de China Meridional, entre los límites territoriales de Vietnam y Malasia.