Actualizado 19/09/2017 18:46 CET

La investigación sobre las causas del incendio de la Torre Grenfell podría derivar en cargos por homicidio

Grenfell Tower
REUTERS / STEFAN WERMUTH

LONDRES, 19 Sep. (Reuters/EP) -

La investigación pública sobre las circunstancias que rodearon el incendio de la Torre Grenfell en Londres en junio, en el que perdieron la vida unas 80 personas, podría derivar en acusaciones de homicidio, según ha informado este martes la Policía británica, aunque el proceso puede llevar varios meses todavía debido a la complejidad del caso.

El edificio de viviendas, que contaba con 24 plantas habitadas por familias de escasos recursos, resultó destruido por completo en un incendio que dio comienzo en uno de los apartamentos de la cuarta planta en plena noche.

Las autoridades policiales han identificado de manera formal a 60 de las víctimas, pero debido al estado de deterioro en el que sen encontraron los cadáveres, los trabajos de identificación forense están siendo excesivamente lentos.

El comandante policial Stuart Cundy, encargado de las operaciones policiales en Grenfell, ha declarado este martes que es muy probable que la cifra final de muertos esté por debajo de los 80.

El inspector jefe Matt Bonner, al frente de la investigación policial, ha explicado que el análisis forense de la torre continuará hasta bien entrado 2018 y que será seguida por un detenido análisis en el laboratorio. "Identificaré y lidiaré con cualquiera de los cargos que surjan durante el desarrollo de la investigación", ha asegurado Bonner.

"El tipo de pruebas que voy a examinar puede supone delitos graves o incluso fraude, mala conducta, brechas en materia de sanidad y seguridad, incumplimiento de las regulaciones en materia de seguridad anti incendios o incluso delitos de homicidio, ya sea a nivel personal o corporativo", ha explicado.

No obstante, el inspector policial ha señalado que sus declaraciones no significan que la Policía haya encontrado ningún tipo de pruebas que indiquen homicidio.

La Torre Grenfell formaba parte de un conjunto edificios sociales situados en Kensington y Chelsea, uno de los distritos más ricos de Londres, y la tragedia ha provocado un extenso debate público en Reino Unido sobre las desigualdades sociales en el ámbito inmobiliario y la falta de atención que se le presta a las comunidad más desfavorecidas.

La investigación pública examinará las causas que provocaron el fuego en un primer momento y los motivos detrás de rápida propagación del mismo, tales como el diseño, los materiales de construcción y los trabajos de remodelación del edificio. Una de las grandes incógnitas radica en si la Torre Grenfell cumplía con todos los requisitos en materia de seguridad ante incendios.

Para leer más