Irak.- Clinton acusa a Cheney de "falta de precisión" tras rechazar el Pentágono explicar si tiene un plan de retirada

Actualizado 02/08/2007 0:55:12 CET

WASHINGTON, 1 Ago. (EP/AP) -

La precandidata presidencial y senadora demócrata Hillary Rodham Clinton acusó hoy al vicepresidente norteamericano, Dick Cheney, de "falta de precisión" después de que una fuente del Pentágono rechazara explicarle a la candidata si el Ejecutivo tiene planes para una retirada eventual de las tropas en Irak.

En una carta dirigida a Cheney, acusó al vicepresidente de ofrecer "imprecisiones" al rechazar el Pentágono responder a la información solicitada. "Siento la necesidad de contestar a varios comentarios e imprecisiones que presentaste", aclara Clinton a Cheney en su carta, donde admite haber recibido una carta conciliatoria del secretario de Defensa, Robert Gates.

"Tus comentarios me han hecho pensar sobre la verdadera postura de la Administración. Por esto, voy a escribir al presidente (George W.) Bush para pedirle que deje las cosas claras sobre la postura de la Administración sobre el rol del Congreso en vistas a la guerra", añade su misiva.

"Me importa muy poco lo que diga Dick Cheney de mi, pero cuando se juega a política con la vida de nuestras tropas, espero que estéis seguros de que voy a responder. Se que queréis que responda", subrayó en otra apelación remitida a sus seguidores simpatizantes.

La disputa arrancó cuando el pasado mayo, Clinton, como miembro del Comité de las Fuerzas Armadas del Senado, pidió información sobre cómo va a planear el Pentágono y eventualmente retirar a los soldados norteamericanos de Irak.

Por su parte, el subsecretario de Política, Eric Edelman, escribió a la senadora por Nueva York el mes pasado de que tal discusión que pretendió impulsar en el Senado alenta la "propaganda enemiga", algo que Clinton tachó de "escandaloso" y acusó al Pentágono de eludir contestar a una cuestión seria.

Cheney reconoció ayer en una entrevista a la CNN estar de acuerdo con la misiva de Edelman ya que insistió en que hablar sobre planes de movimientos de tropas concretos en el Congreso pueden beneficiar al enemigo. "Creo que era una buena carta", resumió Cheney a la cadena norteamericana.

"PROGRESO SIGNIFICATIVO"

Por otra parte, Cheney reconoció que espera que el informe sobre la guerra en Irak que debe presentar el máximo responsable militar norteamericano en Irak, el general David Petraeus, y el embajador en Bagdad, Ryan Crooker, el próximo 15 de septiembre ante el Congreso muestre un "progreso significativo" de las tropas en Irak.

Su evaluación sobre el terreno podría contribuir a perfilar la postura del Ejecutivo de Washington sobre la permanencia o no del contingente de refuerzo de más de 20.000 soldados norteamericanos enviado a Irak. "Las declaraciones que estoy escuchando de personas cuya visión respeto indican que el plan de Petraeus está produciendo resultados de hecho", admitió Cheney a la CNN.