Actualizado 16/01/2007 18:46 CET

Irak.- El hermanastro de Sadam pidió en una carta a Ban Ki-moom que salvara su vida una semana antes de ser ahorcado

AMÁN, 16 Ene. (EP/AP) -

El hermanastro del ex presidente iraquí Sadam Husein y jefe de los servicios de Inteligencia del régimen, Barzan Ibrahim al Tikriti, escribió una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidiéndole que le salvara la vida una semana antes de ser ahorcado, tras ser condenado por el Tribunal Supremo Iraquí por el asesinato de 148 chiíes en la aldea de Dujail en 1982.

"Pido su intervención para salvar mi amenazada vida", escribió Al Tikriti en una misiva escrita a mano, en inglés, y fechada el pasado 8 de enero, tras asegurarle al secretario general de la ONU "no haber tenido nada que ver" en la matanza de Dujail.

"Le aseguro que la empresa que llevaba a cabo entonces no tuvo nada que ver con el incidente de Dujail (...) tanto en relación con la detención de personas culpables (del intento de asesinato a Sadam Husein), su interrogatorio o su envío ante el Tribunal o al exilio", incidió.

En la carta, Al Tikriti acusó a su sucesor --sin dar nombres--, anterior jefe de Policía del régimen de Sadam en 1982, de haber perpetrado las atrocidades de Dujail contra chiíes, denunciando también que su juicio no se ajustó a la "lógica mínima ni a la legalidad" y tachando a los jueces que lo condenaron a la horca de "sanguinarios".

Criticó que la mayor parte de las pruebas presentadas en su contra durante el juicio eran documentos con "las firmas de otros (funcionarios) y estaban fechados después" de su dimisión del Ejecutivo iraquí a principios de 1983.

Asimismo, el hermanastro de Sadam acusó al Partido Dawa del primer ministro iraquí, Nuri al Maliki de juzgarle por "motivos políticos" y por el hecho de que "la persona que estaba al frente, la persona que dirigía la seguridad general y, después, los servicios de Inteligencia está muerto".

Por parte de la ONU no ha habido por el momento confirmación de la recepción, por parte del secretario general de las Naciones Unidas, de dicha carta.

Mientras, un abogado jordano, Issam Ghazawi aseguró a Associated Press que tanto él como otro abogado italiano, Giovanni di Stefano, recibieron la carta de Al Tikriti durante una reunión en un centro de detención gestionado por Estados Unidos en Bagdad el pasado viernes, una reunión que tampoco ha sido confirmada por las autoridades iraquíes.

Por su parte, Ghazawi distribuyó cinco copias de la misiva de cinco folios el pasado martes a las autoridades militares estadounidenses en Irak --sin especificar-- y al fiscal general iraquí, Jaafar al Moussawi, quien por su parte ha negado categóricamente "haber visto ni firmado ninguna carta".