19 de febrero de 2020
 

Irak.- Irak pide renovar por última vez el mandato de la ONU en el país antes de firmar un acuerdo de seguridad con EEUU

Actualizado 26/11/2007 20:19:19 CET

BAGDAD, 26 Nov. (EP/AP) -

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, anunció hoy que su Gobierno pedirá a la ONU que renueve por última vez el mandato de la fuerza multinacional desplegada en Irak para que permanezca en el país hasta 2008, y confirmó un nuevo acuerdo de cooperación con EEUU en materia de seguridad, el 31 de julio de 2008, para sustituir a las fuerzas multinacionales.

Este anuncio se añade a la propuesta confirmada desde Estados Unidos por el consejero presidencial, general Douglas Lute, en la que el Gobierno iraquí concedería a Estados Unidos privilegios especiales si el mandato de la ONU concluía a corto plazo. En respuesta, Bagdad estaría dispuesto a asumir una permanencia casi indefinida de un contingente estadounidense en el país para proteger al Ejecutivo de la amenaza de un golpe de estado, junto con concesiones particulares a la inversión norteamericana en el país árabe.

Este tratamiento económico preferencial supondría un enorme alivio para la economía estadounidense, si Irak alcanzara algún día la estabilidad suficiente para explotar sus recursos petroleros. La presencia de un contingente supondría vigilar de forma permanente cualquier movimiento iraní que pudiera ser considerado como sospechoso por Washington.

Lute, consejero de Bush en materia relativa a la guerra de Irak, afirmó que esta propuesta es "un conjunto de principios desde los cuales se iniciarían negociaciones formales", un acuerdo que "establecería la agenda a seguir" en estas conversaciones, que tendrían lugar a lo largo de 2008.

"Tanto nosotros como los líderes iraquíes consideramos que una relación a largo plazo con Estados Unidos deriva en beneficio mutuo", afirmó Lute, que consideró que así el país se convierte en un "socio fiable que provocará que las diferentes sectas dentro de la estructura política no tengan que ir cada uno por su lado".

Este principio de acuerdo fue insinuado ayer domingo por el vicepresidente iraquí, Adil Abdul Mahdi, que consideró que la recuperación de la soberanía total tras la marcha de las fuerzas de la ONU permitirían al país gozar de "un control absoluto sobre todos los recursos de Irak".

De esta forma, y "partiendo en igualdad de condiciones con EEUU", el vicepresidente indicó que su Gobierno anunciaría, en próximos días "una declaración de intenciones" sobre la futura presencia internacional en Irak. Fuentes parlamentarias aseguran que sólo el bloque chií de Muqtada al Sadr se ha opuesto a este plan, estudiado ayer en sesión a puerta cerrada durante tres horas.