Actualizado 16/05/2007 22:05 CET

Irak.- El Senado estadounidense rechaza el proyecto de ley que recortaría los fondos militares más allá de marzo de 2008

WASHINGTON, 16 May. (EP/AP) -

El Senado de EEUU rechazó hoy el proyecto de ley que recortaría la financiación militar, incluidos los fondos destinados a sufragar la contienda bélica en Irak, más allá del 31 de marzo del próximo año. Con 31 votos menos de los necesarios para sacar adelante su propuesta, los demócratas han visto cómo la Cámara Alta rechazaba así su proyecto de ley.

La votación en la Cámara Alta de la iniciativa --derrotada por 67 votos en contra y sólo 29 votos a su favor--, ha supuesto un fuerte varapalo para el senador artífice de la propuesta Russell Feingold y otros legisladores demócratas que desean poner fin a la guerra, así como para varios senadores republicanos y precandidatos presidenciales que la apoyaron, incluso algunos que con anterioridad se habían abstenido de respaldar poner un límite a los gastos de la guerra.

Entre los 67 senadores que se opusieron a la propuesta de Feingold había 19 demócratas, 47 republicanos, y el independiente por Connecticut Joseph Lieberman, mientras que entre quienes respaldaron la propuesta, había 28 demócratas y Bernard Sanders, un independiente por Vermont.

Por su parte, la senadora Hillary Rodham Clinton --unas de las favoritas a obtener la nominación presidencial por el partido Demócrata--, quien previamente se había opuesto a fijar un plazo para retirar las tropas de combate de Irak, aceptó en esta ocasión respaldar la medida tras insistir en que "como un partido unido", el Partido Demócrata debe "trabajar de manera conjunta, con claridad de propósito y de misión" a fin de traer, dijo, a los "soldados a casa y poner fin a esta guerra".

Su más cercano rival, el senador Barack Obama reconoció que a pesar de que hubiera preferido un plan que ofreciese más flexibilidad deseaba "enviar un firme mensaje al Gobierno iraquí, al presidente", así como a sus "colegas republicanos" de la necesidad de "cambiar el curso" de la estrategia seguida en Irak.

Mientras, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, quien copatrocinó junto al senador Christopher Dodda la propuesta de Feingold, aseguró que los demócratas continuarán "unidos" en su "creencia de que los soldados están enredados en una guerra civil sin solución".

Por su parte, el senador Carl Levin, presidente del Comité de las Fuerzas Armadas del Senado, explicó su oposición a cualquier medida que recortase los fondos para financiar la guerra de Irak por no querer, destacó, "enviar un mensaje a los soldados" de que el Congreso no les ofrece su respaldo.