Irán advierte de que el acuerdo nuclear está a punto de desmoronarse por las sanciones de EEUU

Publicado 01/05/2019 9:13:52CET
Irán.- Rohani defiende a la Guardia Revolucionaria y critica a EEUU por catalogarla como organización terrorista
-/Iranian Presidency/dpa - Archivo

TEHERÁN, 1 May. (DPA/EP) -

El acuerdo nuclear firmado en 2015 por Irán y las seis principales potencias mundiales está a punto de desmoronarse después de que Estados Unidos endureciera nuevamente las sanciones petroleras contra Teherán la semana pasada, ha advertido este miércoles el viceministro de Exteriores iraní, Abbas Araghchi.

"Hemos dado a la diplomacia tiempo suficiente pero ya basta", ha señalado el viceministro, quien fue uno de los arquitectos del acuerdo, en un artículo en el diario 'Etemad'.

Según Araghchi, las últimas sanciones estadounidenses y la impotencia de los otros firmantes del acuerdo para hacer algo al respecto han dejado a Irán desesperado. "El acuerdo nuclear está avanzando rápidamente hacia el punto final", ha subrayado.

El presidente estadounidense, Donald Trump, decidió en 2018 retirarse unilateralmente del acuerdo, que levantó sanciones económicas a Irán a cambio de que el país abandonara su programa armamentístico nuclear.

Irán y los demás firmantes --Reino Unido, Francia, Alemania, China y Rusia-- acordaron seguir acatándolo. Araghchi ha subrayado que el cumplimiento por parte de Irán ha sido certificado numerosas veces por la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) y ha criticado a otras partes del acuerdo por prometer que la retirada estadounidense no afectaría su cumplimiento, especialmente los aspectos económicos. "En la práctica no ha ocurrido nada", ha lamentado.

Las últimas sanciones estadounidenses está previsto que entren en vigor el jueves y supondrán un fin a las exenciones concedidas a ocho países, entre ellos China e India, a los que se permitió comprar crudo iraní pese a las sanciones de Washington que entraron en vigor el pasado noviembre. Esos países se arriesgan ahora a medidas de represalia por parte de Estados Unidos si siguen comprando petróleo iraní.

Las sanciones estadounidenses han afectado a la economía iraní y se teme que un mayor endurecimiento de las exportaciones petroleras, que suponen la principal fuente de ingresos del país, puedan provocar más tensiones políticas y militares a nivel internacional.

Irán ha amenazado con bloquear el estrecho de Ormuz, una de las principales rutas marítimas mundiales, lo que podría llevar a enfrentamientos militares así como afectar el comercio petrolero internacional.

Las sanciones también podrían afectar a la política nacional, ya que suponen que el presidente, Hasán Rohani, y otros dirigentes reformistas tienen menos justificaciones para su política de acercamiento con Occidente.

Para leer más