Irán.- Ahmadineyad dice que el Consejo de Seguridad no tiene "ninguna legitimidad" y lanza nuevas advertencias

Actualizado 15/03/2007 19:24:05 CET

TEHERAN, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, consideró hoy que el Consejo de Seguridad de la ONU "ya no tiene ninguna legitimidad" horas antes de que los cinco miembros permanentes del mismo y Alemania acordaran un nuevo paquete de sanciones que se impondrán a Irán por no abandonar su programa nuclear.

"Hoy los enemigos del pueblo iraní quieren, utilizando la herramienta del Consejo de Seguridad, impedir el progreso y el desarrollo de este país, pero dicho consejo ya no tiene ninguna legitimidad entre los países del planeta", declaró Ahmadineyad, citado por la agencia oficial IRNA, durante un discurso en la localidad de Ardekán, en la provincia de Yazd.

En este sentido, instó al Consejo de Seguridad a que diga "dónde se les ha transferido a ellos la gestión de los derechos de los pueblos". Según el presidente iraní, subrayó "hoy el pueblo iraní tiene acceso completo al combustible nuclear, y aunque todos ustedes se reúnan e invoquen a sus ancestros, no podrán impedir el movimiento de esta nación".

"Si se creen ustedes que enterrando la cabeza en la nieve, como hace el avestruz, y no viendo nada tampoco nadie les verá, están en un error; los pueblos se han despertado y detestan vuestro comportamiento y vuestras acciones", agregó, según IRNA.

Asimismo, aseguró que Irán "jamás pedirá vuestra ayuda, ni tampoco ha ocurrido hasta ahora que os la hayamos pedido". "Dicen que 'os vamos a sancionar económicamente', nuestra respuesta para ellos es, ¿acaso no hemos estado bajo vuestras sanciones durante los últimos 27 años? ¿Qué aparato o pieza importante nos han dado ustedes a nosotros durante todo este tiempo?", se preguntó.

En este sentido, subrayó que "ustedes nos sancionaron, nosotros nos nuclearizamos". "Vayan y dicten hoy una sanción económica para que así vean cuál será la siguiente fase", amenazó, para reiterar que "las actividades nucleares de Irán son transparentes, y, jurídicamente hablando, totalmente legales amén de realizarse bajo la supervisión de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA)".