Irán asegura que el acuerdo marco depende de la voluntad del Grupo 5+1

Publicado 01/04/2015 20:08:36CET

LAUSANA (SUIZA), 1 Abr. (Reuters/EP) -

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, ha asegurado este miércoles que el acuerdo marco depende de la voluntad del Grupo 5+1 (formado por Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China), en el marco de las negociaciones 'in extremis' sobre el programa nuclear de la República Islámica.

"El progreso y el éxito de las conversaciones depende de la voluntad política de la otra parte", ha dicho Zarif en declaraciones a la prensa desde la ciudad suiza de Lausana, donde desde el sábado los siete interlocutores intentan llegar a un acuerdo marco que les sirva de guía hasta el 30 de junio, cuando se han propuesto firmar el definitivo.

Sin embargo, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ha denunciado, durante la rueda de prensa diaria, que aún hay puntos de desencuentro sobre los que Irán no ha hecho compromisos específicos, tal y como esperaba el 5+1.

Así, ha reiterado la amenaza de que Estados Unidos está dispuesto a abandonar las negociaciones nucleares, si es necesario, aunque tendría un enorme coste político para el presidente norteamericano, Barack Obama. "El tiempo se está acabando", ha alertado.

"Esta noche habrá nuevas propuestas, nuevas recomendaciones, pero no puedo predecir si serán suficientes para llegar a un acuerdo", ha revelado, por su parte, el ministro de Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier.

El jefe de la diplomacia alemana también ha advertido de que Lausana podría ser el punto final de las negociaciones nucleares. "Naturalmente", ha contestado preguntado por los periodistas sobre si creía que el diálogo podía colapsar.

El cansancio tras varios días de conversaciones, que debían haber concluido el martes, se ha hecho visible en los ministros de Exteriores de Rusia y China, que han decidido dejar a sus 'número dos' al frente de sus respectivas delegaciones.

NEGOCIACIONES NUCLEARES

En noviembre de 2013, el Grupo 5+1 e Irán lograron cerrar un acuerdo preliminar de seis meses de duración, por virtud del cual Teherán se comprometió a congelar parte de su programa nuclear a cambio del levantamiento de algunas sanciones.

Los siete interlocutores acordaron en julio darse cuatro meses más, hasta el 24 de noviembre, para tratar de llegar a un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear iraní, tras admitir ambas partes que persistían "diferencias significativas".

Sin embargo, las partes no lograron cerrar un texto definitivo para esa fecha, por lo que decidieron darse hasta el próximo 1 de julio para zanjar de una vez por todas la controversia sobre el programa nuclear iraní.

El acuerdo definitivo contemplaría que Irán pueda mantener un programa de enriquecimiento de uranio dentro de unos términos pactados y limitados. A cambio, la República Islámica debe despejar todas las dudas sobre la naturaleza exclusivamente pacífica de su programa.