Actualizado 27/03/2015 20:03 CET

Irán, dispuesto a "tomar algunas decisiones duras" para el acuerdo nuclear

LAUSANA (SUIZA), 27 Mar. (Reuters/EP) -

   Irán estaría dispuesto a "tomar algunas decisiones duras" para cerrar un acuerdo marco antes del 31 de marzo como primer paso para llegar a un acuerdo definitivo sobre su programa nuclear antes del 30 de junio, según han informado fuentes estadounidenses.

   Un alto cargo norteamericano ha explicado que la última ronda de negociaciones, celebrada en el la ciudad suiza de Lausana, ha sido "seria", por lo que espera que con su reanudación, este sábado, se produzcan avances significativos.

   A este respecto, ha considerado que la iniciativa del presidente iraní, Hasán Rohani, de llamar por teléfono a los líderes de las seis potencias mundiales implicadas "es una señal de que Irán está preparado para tomar algunas decisiones duras".

   La fuente también ha adelantado que los ministros de Exteriores del Grupo 5+1 (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China) llegarán en los próximos días a Lausana para seguir en persona las negociaciones nucleares.

NEGOCIACIONES NUCLEARES

   En noviembre de 2013, el Grupo 5+1 e Irán lograron cerrar un acuerdo preliminar de seis meses de duración, por virtud del cual Teherán se comprometió a congelar parte de su programa nuclear a cambio del levantamiento de algunas sanciones.

   Los siete interlocutores acordaron en julio darse cuatro meses más, hasta el 24 de noviembre, para tratar de llegar a un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear iraní, tras admitir ambas partes que persistían "diferencias significativas".

   Sin embargo, las partes no lograron cerrar un texto definitivo para esa fecha, por lo que decidieron darse hasta el próximo 1 de julio para zanjar de una vez por todas la controversia sobre el programa nuclear iraní.

   El acuerdo definitivo contemplaría que Irán pueda mantener un programa de enriquecimiento de uranio dentro de unos términos pactados y limitados. A cambio, la República Islámica debe despejar todas las dudas sobre la naturaleza exclusivamente pacífica de su programa.