Irán.- Irán acusa a EEUU de presionar al presidente de la conferencia sobre el TNP en contra de Irán

Actualizado 05/05/2007 1:24:42 CET

VIENA, 4 May. (EP/AP) -

El jefe delegado iraní ante la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) y principal representante de la República Islámica de Irán en la conferencia sobre el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) que se celebra desde el lunes en Viena, Ali Ashgar Soltanieh, acusó hoy a Estados Unidos de presionar al presidente de la conferencia en contra de Irán.

"Estoy seguro de que Estados Unidos está escondiéndose detrás y le está presionando", insistió a los periodistas el delegado iraní en alusión al presidente de la conferencia, el japonés Yukiya Amano.

Sin embargo, una fuente diplomática europea, presente en la conferencia, "redujo" la problemática a "una frase simple" que es que "los iraníes están bloqueando las cosas".

La persistente negativa de Irán a aceptar un compromiso sobre el lenguaje empleado en la declaración que defina la agenda de la conferencia sobre el TNP --que se celebra con el objetivo de que todos los países signatarios del tratado se comprometan con todas y cada una de las provisiones del acuerdo-- está retrasando el desarrollo de la misma, entrada ya en su quinta jornada y prevista que termine el 11 de mayo.

La postura iraní, contraria a aceptar la frase que emplaza a "la necesidad de un total cumplimiento" del tratado por parte de los países con él comprometidos, ha impedido adoptar la agenda de la conferencia, que debe ser aprobada por unanimidad entre todos los países.

El Ejecutivo de Teherán justifica su postura al alegar que su programa de enriquecimiento de uranio no entra en colisión con el respeto al TNP que sí admite el uso pacífico de la energía nuclear.

DESARME POTENCIAS NUCLEARES

En un intento por complacer a Irán, Amano, encargado de elaborar la agenda de la cita, aseguró ante los asistentes su intención de dejar claro que la referencia del texto al "total cumplimiento con el Tratado significa el cumplimiento de todas las previsiones del tratado", en alusión a los compromisos de desarme por parte de los países nucleares, algo que exige Irán.

Por su parte, Soltanieh insistió en la necesidad de incluir en el documento la necesidad de aceptar "todas las previsiones" contenidas en el TNP, algo que rechazó Amano, apoyado por la UE, Canadá y Australia y con la oposición de Siria y Venezuela.

Así las cosas, Amano se vio obligado a retrasar de nuevo la reunión, después de que Irán solicitara más tiempo para responder a una propuesta de Sudáfrica presentada con la intención de salir del bloqueo actual y que aboga por adjuntar a la agenda un documento que señale la necesidad de cumplir con "todos los aspectos" del TNP.

La presente es la primera de tres sesiones preparatorias para la plena revisión del tratado en el 2010 y en las que se espera aportar ideas concretas sobre cómo reforzar el pacto. A ella han asistido delegaciones de 130 de los 189 países signatarios del TNP, incluida una misión de Corea del Norte.

El TNP, que se revisa cada cinco años, pide a las naciones signatarias que se comprometan a no perseguir desarrollar armas nucleares, a cambio de que los cinco Estados que se han declarado nucleares --Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia y China-- trabajen para el desarme nuclear en todo el mundo.

Por su parte, India y Pakistán, también potencias nucleares reconocidas, no han suscrito el tratado, como tampoco lo ha hecho Israel, quien nunca ha reconocido oficialmente tener armas atómicas.