Actualizado 13/03/2007 18:28 CET

Irán.- Mottaki asegura que Irán está dispuesto a "debatir" la suspensión de sus actividades para enriquecer uranio

GINEBRA, 13 Mar. (EP/AP) -

Irán está dispuesto a debatir la suspensión de sus actividades para enriquecer uranio si el Consejo de Seguridad de la ONU se compromete a archivar el contencioso suscitado por el programa atómico de Teherán, reconoció hoy el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Manucher Mottaki.

"Hemos estado proponiendo la suspensión de la resolución en el seno del Consejo de Seguridad y en el de todas las partes reactivando el Protocolo Adicional (del Tratado de No Proliferación Nuclear)", incidió Mottaki, que Irán dejó de aplicar en enero de 2006. "Entonces podremos sentarnos y hablar de todas las cuestiones, y si desean, podrán plantear allí la cuestión de la suspensión (del enriquecimiento de uranio", agregó.

A pesar de reiterar la disposición de Irán a iniciar un diálogo relativo a "todas las cuestiones" de su programa, Mottaki explicó que, no obstante, el régimen de los ayatolás continuarán insistiendo en su derecho al uso pacífico de la tecnología nuclear.

En este sentido, Mottaki aseguró que Irán no renunciará a su derecho, bajo el auspicio del TNP, de enriquecer uranio para la producción de energía nuclear. "Racional y legalmente no vemos ninguna razón para la suspensión", explicó, añadiendo que "el hablar de la cuestión no significa necesariamente que Irán lo acepte".

Mottaki, de visita en Ginebra para participar en una conferencia de Naciones Unidas sobre el desarme nuclear, hizo hincapié en la posibilidad de "encontrar un marco a través de las negociaciones", para abordar, dijo, las posibles "preocupaciones" sobre el futuro de las actividades nucleares iraníes.

No obstante, Mottaki reclamó que el resto de países apliquen el Protocolo Adicional del TNP como paso previo a que Irán realice concesiones en este sentido. Dicho protocolo permite inspecciones sin previo aviso por parte de la Agencia Internacional para la Energía Atómica a las instalaciones nucleares de los países firmantes del mismo, así como otras instalaciones no declaradas por los Estados como propiamente nucleares.

De los 112 miembros signatarios del TNP que suscribieron asimismo el Protocolo Adicional, sólo 78 lo han ratificado mediante aprobación del Parlamento. Por su parte, Estados Unidos, firmó el Protocolo en 1998, aunque no ha impulsado la legislación necesaria para elevar dicho protocolo a rango de ley.