Irán reconoce por primera vez la muerte de manifestantes a manos de las fuerzas de seguridad en las protestas

Publicado 03/12/2019 19:47:23CET
Una sede bancaria después de haber sido incendiada durante las protestas contra el Gobierno de Teherán que se están llevando a cabo en diferentes ciudades iraníes.
Una sede bancaria después de haber sido incendiada durante las protestas contra el Gobierno de Teherán que se están llevando a cabo en diferentes ciudades iraníes. - VIA REUTERS / WANA NEWS AGENCY

DUBÁI, 3 Dic. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Irán han confirmado por primera vez que las fuerzas de seguridad mataron a tiros a manifestantes durante las últimas protestas en el país contra el incremento de los precios del combustible.

La cadena de televisión estatal ha afirmado durante la jornada que "los alborotadores estaban armados con cuchillos y armas" y que "mantuvieron secuestrada a la gente al cerrar todas las carreteras en algunas áreas".

"Las fuerzas de seguridad no tuvieron más opción que hacerles frente con firmeza (...) y hubo alborotadores muertos en los enfrentamientos", ha agregado, sin facilitar un balance de fallecidos.

Según estas informaciones, las fuerzas de seguridad se enfrentaron a "alborotadores armados con armas semipesadas" en Mahshar, en la provincia de Juzestán (sureste), donde se produjo uno de los mayores balances de víctimas.

Además, la cadena de televisión estatal ha confirmado que entre las víctimas mortales hay civiles que se encontraban en la zona y miembros de las fuerzas de seguridad, tal y como ha recogido la agencia de noticias Reuters.

Horas antes, el portavoz del Poder Judicial de Irán, Gholam Hosein Ismaili, había asegurado que las últimas manifestaciones se saldaron con "bastantes menos muertos" que los 208 fallecidos que ha denunciado la organización no gubernamental Amnistía Internacional.

Según estimaciones no confirmadas por las autoridades, las protestas se habrían saldado con más de 1.000 personas detenidas, incluidos 180 supuestos cabecillas, algunos de los cuales podrían afrontar la pena de muerte.

El Gobierno de Irán bloqueó temporalmente Internet durante las protestas para impedir la difusión de imágenes de las manifestaciones y, desde entonces, las restricciones se han ido levantando progresivamente. El portavoz del Poder Judicial iraní ha rechazado el balance de muertos publicado por medios de comunicación y ha asegurado que "muchas de las supuestas víctimas están todavía vivas".

"Muchas personas recibieron disparos de manifestantes armados y no de las fuerzas de seguridad", ha argumentado. Ismaili ha dicho que hay "300 personas arrestadas en Teherán" aunque se ha negado a dar un balance de víctimas mortales en las protestas contra las autoridades de la República Islámica.

Amnistía Internacional señaló el lunes que el balance de las movilizaciones podría ser aún mayor que esas 208 víctimas mortales. Familias de víctimas han recibido amenazas y han sido advertidas para que no hablen con los medios ni celebren funerales.

En algunos casos, según la versión de la ONG, los cuerpos han sido entregados a los familiares después de que fueran extorsionados para que pagaran por los cadáveres.

Teherán ha acusado además a potencias internacionales, entre ellas Estados Unidos, de estar detrás de las protestas, que ha dado por zanjadas tras la detención de más de un millar de personas, incluidos cerca de cien que ha descrito como "líderes" de las mismas.

La frustración ha ido en aumento en Irán por la continua devaluación de la moneda y la subida de los precios de productos básicos como el pan, el arroz y otros alimentos desde que Estados Unidos decidió reactivar las sanciones contra Teherán tras abandonar el pacto nuclear en 2018.

Contador

Para leer más