Irán sugiere que podría aceptar congelar algunos aspectos de su programa nuclear durante diez años

Publicado 06/03/2015 6:56:16CET

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, ha sugerido este jueves que Teherán podría aceptar una congelación de algunos aspectos de su programa nuclear durante un periodo de diez años, si bien no ha querido dar detalles al respecto.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el lunes que Irán debe comprometerse a una congelación verificable por al menos diez años de su actividad nuclear para que se alcance un acuerdo entre Teherán y las potencias mundiales.

En este sentido, Zarif ha apuntado que la respuesta de Irán a esta propuesta "depende de cómo se defina", afirmando que "si hay un acuerdo, Teherán está preparado para aceptar algunas limitaciones de cierto periodo de tiempo".

"No estoy preparado para negociar en directo la duración de este periodo o cuáles son las limitaciones que aceptaríamos de forma voluntaria", ha agregado, durante una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense CNN.

Asimismo, ha reconocido que "se han realizado avances en muchos asuntos", si bien ha dicho que "el rompecabezas no se podrá ver hasta que se haya terminado". "Las piezas del rompecabezas están en su sitio, pero no podemos ver si está terminado hasta que finalicemos todos los asuntos", ha zanjado.

NEGOCIACIONES NUCLEARES

En noviembre de 2013, el Grupo 5+1 --integrado por Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania-- e Irán lograron cerrar un acuerdo preliminar de seis meses de duración, por virtud del cual Teherán se comprometió a congelar parte de su programa nuclear a cambio del levantamiento de algunas sanciones.

Los siete interlocutores acordaron en julio darse cuatro meses más, hasta el 24 de noviembre, para tratar de llegar a un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear iraní, tras admitir ambas partes que persistían "diferencias significativas".

Sin embargo, las partes no lograron cerrar un texto definitivo para esa fecha, por lo que decidieron darse hasta el próximo 1 de julio para zanjar de una vez por todas la controversia sobre el programa nuclear iraní.

El acuerdo definitivo contemplaría que Irán pueda mantener un programa de enriquecimiento de uranio dentro de unos términos pactados y limitados. A cambio, la República Islámica debe despejar todas las dudas sobre la naturaleza exclusivamente pacífica de su programa.

Para leer más