La ISC pide a la Unión Africana que actúe para "evitar un juicio injusto" contra tres opositores detenidos en Tinduf

Publicado 10/07/2019 23:38:46CET
Bandera de la RASD en Tinduf
Bandera de la RASD en TindufREUTERS / ZOHRA BENSEMRA - Archivo

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Iniciativa Saharaui por el Cambio (ISC) ha reclamado este miércoles a la Unión Africana (UA) que actúe para "evitar un juicio injusto" contra los tres opositores detenidos en junio en los campamentos de refugiados de Tinduf, en Argelia.

En una misiva enviada a la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, la organización ha solicitado su "intervención urgente" para evitar "un juicio injusto y de connotaciones políticas contra los detenidos".

Así, ha sostenido que los procedimientos judiciales han estado "repletos de irregularidades y abusos que constituyen violaciones de los Derechos Humanos".

"Lo que se ha presenciado ha sido un montaje para desprestigiar a los acusados y lincharlos moralmente en la opinión pública saharaui antes de su puesta a disposición judicial", ha explicado.

Por ello, ha reclamado al organismo que interceda "para que se respete la libertad de expresión y se asegure la transparencia y limpieza del proceso judicial, así como los derechos fundamentales de los presos políticos".

Los detenidos son Mulay Abba Buzaid, Fadel Breica --de nacionalidad española-- y el bloguero Mahmud Zeidan.

La ISC pidió recientemente a Naciones Unidas y a la Unión Europea (UE) que "intervenga" para lograr la liberación los tres opositores y "para que se garanticen los derechos de estas personas, en su condición de presos políticos".

La colonia española del Sáhara fue ocupada en 1975 por Marruecos y Mauritania tras los Acuerdos Tripartitos, firmados el 14 de noviembre de 1975, que cedían la soberanía del Sáhara español a estos dos países.

Tras una breve guerra, el Frente Polisario expulsó a Mauritania y firmó la paz y el reconocimiento mutuo con sus milicias a las puertas de Nuakchot, pero Marruecos consolidó su control sobre el territorio y miles de saharauis huyeron de la salvaje represión.

En 1991 se firmó un alto el fuego entre ambas partes, que se comprometían a la celebración de un referéndum de autodeterminación organizado por la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental, pero desde entonces las disputas sobre el censo para la votación --Marruecos quiere que voten los colonos marroquíes-- han impedido la consulta. Ahora 140.000 refugiados saharauis viven en los campamentos de Tinduf.

Contador