Israel expande la zona de pesca en la Franja de Gaza hasta su máximo en casi 20 años

Pescadores palestinos en Gaza
REUTERS / MOHAMMED SALEM - Archivo
Publicado 01/04/2019 11:00:57CET

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Israel han anunciado este lunes una expansión de la zona de pesca en la Franja de Gaza hasta los cerca de 28 kilómetros, situando la línea autorizada en una distancia no alcanzada desde la Segunda Intifada en el año 2000.

El anuncio ha sido realizado por Avichai Adrai, portavoz del Ejército de Israel para los medios árabes, quien ha detallado que la zona de pesca ha sido aumentada hasta las 15 millas náuticas. Hasta la fecha estaba fijada en doce millas náuticas, es decir, unos 22 kilómetros.

En este sentido, ha resaltado que "la decisión llega en el marco de la política para evitar un deterioro de la situación humanitaria en la Franja de Gaza y de distinguir entre el terrorismo y la sociedad civil".

Asimismo, ha agregado que la medida dependerá del "compromiso" de los pescadores gazacíes, al tiempo que ha subrayado que "no se permitirá ninguna violación" del nuevo límite fijado para la zona de pesca.

"Gaza es conocida por sus especies de pescado, y estoy seguro de que prefieren disfrutar del mejor pescado a llevar actos de violencia en la valla. Lo que se ha ganado para su bienestar puede perderse rápidamente", ha advertido.

El anuncio ha llegado un día después de que las autoridades israelíes reabrieran los dos pasos de acceso a la Franja de Gaza tras las tensiones del sábado, cuando murieron tres manifestantes y más de 300 resultaron heridos en las protestas por el aniversario del inicio de la 'Gran Marcha del Retorno'.

Estas medidas estarían incluidas en el acuerdo tácito logrado entre Hamás e Israel con la mediación de Egipto. Así están abiertos los pasos de Erez y Kerem Shalom, que habían cerrado el pasado lunes tras el lanzamiento de un cohete que cayó en Mishmeret e hirió a siete personas.

A cambio, Hamás se habría comprometido a controlar la masiva movilización del sábado, una manifestación que reivindica el derecho de los refugiados palestinos a regresar a sus hogares en lo que es hoy territorio israelí, informa la prensa israelí.

El primer cuestionamiento del alto el fuego se produjo poco después de la medianoche del sábado con el lanzamiento de cinco cohetes contra territorio israelí que han provocado la activación de las sirenas antiaéreas de la región de Eshkol. Los proyectiles no han causado daños materiales ni personales y fuentes israelíes los atribuyen al grupo Yihad Islámica.

En cualquier caso, tanto Hamás como Israel han expresado su satisfacción por el nivel relativamente bajo de violencia durante la manifestación del sábado pese a la participación de unas 40.000 personas.

El Ejército israelí, que realizó un despliegue sin precedentes, asegura que respondió con "medios antidisturbios" y utilizó munición real conforme a la normativa interna. Además, destaca que la gran mayoría de los participantes mantuvieron la distancia con la valla de seguridad.

Un año después del inicio de la 'Gran Marcha del Retorno', Naciones Unidas ha confirmado que, entre el 30 de marzo de 2018 y el 22 de marzo de 2019, 195 palestinos, incluidos 41 niños, murieron a manos de las fuerzas israelíes en las manifestaciones. Otros 28.939 palestinos resultaron heridos, entre ellos un 25 por ciento por disparos israelíes. A ello hay que añadir otras 76 muertes de palestinos en ataques israelíes por aire y tierra.

Por la parte israelí, y de nuevo según cifras verificadas por la ONU, al menos un militar resultó muerto y otros seis fueron heridos durante las protestas, y otro militar falleció y otro medio centenar de israelíes (tres soldados y 47 civiles) resultaron heridos por la acción de grupos terroristas palestinos.

Contador

Para leer más