Israel reconoce 2.000 ataques aéreos contra objetivos iraníes en Siria en 2018

Avión De Combate Israeli
REUTERS - Archivo
Publicado 12/01/2019 13:13:46CET

JERUSALÉN, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Estado Mayor saliente del Ejército israelí, el general Gadi Eisenkot, ha reconocido que la aviación israelí ha atacado 2.000 objetivos iraníes en territorio sirio en 2018, lo que propició una salida de fuerzas iraníes y garantizó la "completa" superioridad militar y de inteligencia israelí en la región.

"Hemos atacado miles de objetivos sin reconocerlo ni pedir alabanzas", ha afirmado Eisenkot en una entrevista con 'The New York Times' a una semana de su salida del cargo.

Eisenkot ha explicado que en los dos últimos años, Israel se ha concentrado en Irán como enemigo principal par evitar enzarzarse en luchas con enemigos secundarios como Hamás, la milicia palestina que controla la Franja de Gaza. "Cuando luchas durante tantos años contra un enemigo débil, tú también te debilitas", ha argumentado.

El máximo responsable militar israelí ha señalado que en un principio Israel "limitó" sus operaciones en Siria a atacar los envíos de armamento iraní a la milicia libanesa Hezbolá, pero más tarde Irán "cambió significativamente" de estrategia y comenzó a enviar a combatientes de todo el mundo islámico para consolidar su influencia en Siria.

"Su objetivo era consolidar una fuerza de hasta 100.000 combatientes chiíes de Pakistán, Afganistán e Irak. Construyeron bases de inteligencia y una base aérea en cada base aérea siria y trajeron civiles para adoctrinarlos", ha explicado.

Para 2016 había en Siria 3.000 miembros de la Guardia Revolucionaria iraní, 8.000 milicianos de Hezbolá y 11.000 combatientes chiíes extranjeros. En 2017 Eisenkot recibió permiso para aumentar las ataques en Siria hasta ser casi diarios y en 2018 se lanzaron unas 2.000 bombas sobre objetivos iraníes, ha explicado.

Estos ataques han servido para que Irán no se instalara en Siria como ya está instalado en Yemen, Líbano o la Franja de Gaza, ha indicado y ha señalado que el líder de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, Qassem Soleimani, cometió un error estratégico al subestimar la capacidad de Israel para intervenir en Siria.

"Su error fue elejir un terreno de juego en el que era relativamente débil. Tenemos una superioridad absoluta de inteligencia en esta zona. Contamos con una superioridad aérea absoluta. Tenemos una potente disuasión y tenemos la justificación para actuar", ha apostillado. "Nos hemos enfrentado a una fuerza decidida, pero no demasiado impresionante por capacidad", ha argumentado. Así, han logrado que Irán saque tropas de Siria y las envíe a Irak.

Contador