Publicado 12/04/2021 13:03CET

El juez portugués que examina la causa contra Sócrates devuelve 26 millones al resto de imputados

El exprimer ministro portugués José Sócrates
El exprimer ministro portugués José Sócrates - Pedro Fiuza/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El juez del Tribunal Criminal de Lisboa Ivo Rosa ha decidido devolver 26,8 millones de euros y siete inmuebles a los imputados en la 'Operación Marqués', dentro de la cual finalmente el exprimer ministro José Sócrates (2005-2011) tendrá que responder por seis delitos de los 31 que la Fiscalía le impuso en un primer momento.

El pasado viernes, el juez Rosa decidió que tan solo cinco de los 28 acusados por la Fiscalía tuvieran que enfrentarse a la Justicia portuguesa, a la que tendrán que responder por 17 delitos de corrupción y no por los 189 que en un principio se habían fijado.

Entre ellos se encuentra el exprimer ministro Sócrates, quien no será finalmente juzgado por corrupción dentro de la 'Operación Marqués', pero sí por varios delitos de falsedad documental y blanqueo de capitales. Rosa echó por tierra las acusaciones de los fiscales, de las cuales llegó a decir en algunos casos que eran "mera fantasía" y "pura especulación".

La Fiscalía portuguesa acusó al exprimer ministro Sócrates de haber recibido 34 millones de euros en comisiones y sobornos de diferentes empresas y entidades bancarias a cambio de contratos públicos. Finalmente será juzgado por seis de los 31 delitos que se le imputaban.

El último movimiento del magistrado, que se ha granjeado las críticas de algunos compañeros, beneficia especialmente a uno de los acusados, el empresario y supuesto testaferro de Sócrates, Carlos Santos Silva, puesto que cerca de 20,5 millones de euros que han sido liberados son de su propiedad, revela el periódico portugués 'Público'.

En su decisión de descartar 25 de los 31 delitos que arrastraba Sócrates, Rosa revocó algunos de los fallos judiciales tomados por tribunales superiores, poniendo en cuestión al propio Consejo Superior de la Magistratura, el órgano encargado de la disciplina y la gestión de la judicatura lusa.

Así, según varios jueces del Tribunal de Apelaciones de Lisboa, Rosa habría tomado posición sobre cuestiones jurídicas que ya habían sido anteriormente decididas por dicha instancia durante los recursos presentados durante el proceso, lo que en caso de que se demostrase podría suponerle un expediente disciplinario por supuesta desobediencia.

Entre quienes se libran de comparecer ante la Justicia por los casos más graves están no solo Sócrates, sino también Silva, procesado finalmente por lavado de activos y falsedad documental por las "maniobras empleadas" en el pago de más de 1,72 millones de euros al exprimer ministro; y Armando Vara, exministro y antiguo administrador de la entidad Caja General de Depósitos, quien será juzgado por lavado de dinero, absolviéndole de uno de corrupción pasiva y dos de fraude fiscal.

Detenido en noviembre de 2014 en el aeropuerto de Lisboa, Sócrates permaneció durante diez meses detenido en una cárcel de Évora, en el sureste de Portugal y posteriormente bajo arresto domiciliario.

Desde entonces, los fiscales tardaron unos tres años en presentar acusaciones formales dentro de un esquema de corrupción en el que también está implicado el antiguo director del ya desaparecido Banco Espirito Santo, Ricardo Salgado, quien se ha librado también de las acusaciones de corrupción para lograr acuerdos con Portugal Telecom que le reportaron a la entidad bancaria 8.000 millones de euros.

Para leer más