Publicado 26/02/2018 23:07CET

Juncker avisa a Belgrado de que necesitará sellar un acuerdo vinculante con Kosovo para entrar en la UE

Juncker
VINCENT KESSLER / REUTERS

El presidente serbio rechaza reconocer la independencia de Kosovo pero admite necesidad de buscar compromiso

BRUSELAS, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha visado a Belgrado este lunes de que tendrá que sellar un acuerdo "jurídicamente vinculante" para normalizar sus relaciones con Kosovo si quiere entrar en la Unión Europa.

"Necesitamos un acuerdo legalmente vinculante con Pristina, que va a ser un poco difícil, pero estoy convencido de que Serbia nos ayudará a resolver esto", ha dicho Juncker en rueda de prensa conjunta con el presidente serbio, Alexander Vucic.

Vucic ha admitido que para los serbios el acuerdo legalmente vinculante para normalizar las relaciones con Kosovo "es la cuestión más difícil" pero ha subrayado la necesidad de "intentar buscar un compromiso" con la parte albanesa, dejando claro que ambas partes deberán "perderán algo".

"Si no lo hacemos no vamos a ahogar en nuestro propio pasado. Por eso pido un compromiso", ha defendido el dirigente serbio, admitiendo que será la cuestión "más importante" a la que se enfrentarán los serbios "en los próximos meses" aunque ha admitido en que "es difícil" avanzar en "una solución".

Vucic ha admitido que a los 22 países de la UE que han reconocido la independencia de Kosovo "esperan un acuerdo legalmente vinculante que probablemente llevaría esencialmente a eso" o "al menos que Pristina se convierta en miembro de la ONU" y de otras organizaciones internacionales.

"Pristina quiere que esto ocurra. Nosotros no", ha subrayado, recordando que también "hay cinco países que no quieren que esto ocurra" en la UE, en alusión a los cinco que no han reconocido su independencia, esto es, España, Chipre, Grecia, Eslovaquia y Rumanía y que para ellos el reconocimiento de Kosovo se ha producido "ilegalmente".

"Nos compete mirar al futuro y ver qué podemos hacer", ha concedido no obstante. "Tenemos que encontrar una solución", ha remachado. Juncker ha dejado claro eso sí que no le compete a los europeos "fijar los términos exactos y el perímetro" de tal acuerdo, algo que competerá acordar a Belgrado y Prístina.

También ha admitido que Serbia es uno de los países más avanzados de cara a poder entrar en el bloque -junto con Montenegro--, pero ha avisado de que la fecha de 2025 que Bruselas ha puesto sobre la mesa para la entrada posible de los países de los Balcanes si cumplen las condiciones en su estrategia de ampliación recientemente presentada "no es una promesa" sino "una perspectiva", "una fecha indicativa".

Juncker ha emprendido esta semana una gira por los seis países de los Balcanes, incluido Kosovo, que aspiran a entrar en la UE para explicarles la nueva estrategia de adhesión para la región y también participará en el almuerzo que acogerá el Gobierno búlgaro en Sofía el 1 de marzo con todos los líderes de los Balcanes.

Para leer más