La Justicia saudí reanuda el juicio contra destacadas activistas pese a las críticas internacionales

A.Saudí.- Varias de las mujeres activistas detenidas en Arabia Saudí comparecen
REUTERS / BENOIT TESSIER
Publicado 27/03/2019 16:55:37CET

RIAD, 27 Mar. (Reuters/EP) -

Un tribunal saudí ha reanudado este miércoles el juicio contra destacadas activistas procesadas por su trabajo en defensa de los Derechos Humanos y por sus contactos con periodistas y diplomáticos extranjeros, a pesar de las críticas internacionales.

Entre las procesadas se encuentran la activista Loujain al Hathloul, la profesora universitaria Hatoon al Fassi y la bloguera Eman al Nafjan, que se enfrentan a hasta cinco años de cárcel conforme a las penas estipuladas en la ley saudí contra el cibercrimen.

Los cargos contra Al Hathloul incluyen comunicarse con entre 15 y 29 periodistas extranjeros desplegados en Arabia Saudí, postularse para un trabajo en Naciones Unidas y seguir clases 'online' de entrenamiento personal, según ha contado su hermano.

La Fiscalía argumentó el pasado mes de mayo que estas mujeres, así como algunos hombres detenidos con ellas, están acusados de dañar los intereses de Arabia Saudí y de ofrecer apoyo a elementos hostiles en el extranjero. La prensa saudí las ha calificado de traidoras y agentes de embajadas.

Otros activistas y diplomáticos han especulado con que este juicio podría ser un mensaje a todos los críticos con el Gobierno para que no planteen sus demandas de cambio de forma extemporánea, algo que el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, ha negado acusando a las imputadas de trabajar para los servicios de Inteligencia de Qatar e Irán.

Organizaciones de defensa de los Derechos Humanos han denunciado que algunas de las detenidas han estado confinadas en solitario y han sufrido torturas y otros malos tratos que incluirían abusos sexuales y descargas eléctricas.

El caso se ha trasladado en el último momento desde un tribunal de alta seguridad que juzga casos de terrorismo a una corte penal de Riad sin explicación alguna. La prensa y los diplomáticos extranjeros no han podido entrar a la sala y han sido escoltados fuera del edificio.

Una treintena de países, entre ellos los 28 miembros de la UE, Canadá y Australia, han instado a Arabia Saudí a liberar a las activistas. El ministro de Exteriores de Reino Unido, Jeremy Hunt, y el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, abordaron este asunto en sus recientes visitas a Riad.

Además, nueve destacados senadores estadounidenses escribieron la semana pasada una carta pública al rey Salmán en la que le piden la inmediata e incondicional liberación de las detenidas bajo "cargos dudosos relacionados con su activismo".

Está por ver si Arabia Saudí cederá a la presión internacional, con absoluciones o indultos, o si este caso muestra las limitaciones de Bin Salman en sus esfuerzos por modernizar el reino árabe.

Decenas de activistas, intelectuales y clérigos han sido detenidos en los últimos dos años en una aparente purga. Al mismo tiempo, se ha permitido votar --aunque solo en elecciones municipales--, conducir y acudir a eventos deportivos a las mujeres.

Contador

Para leer más