Publicado 02/04/2015 18:37CET

Kenia.- Al menos 70 muertos y 79 heridos en el asalto a la Universidad de Garissa

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Al menos 70 personas han fallecido durante el asalto de Al Shabaab a la Universidad de Garissa, en Kenia, según ha informado el Ministerio del Interior del país africano.

Asimismo, el Gobierno keniano ha informado de que "el 90 por ciento de la amenaza" ha sido eliminada y que cerca de 500 de los 813 estudiantes que se encontraban en el lugar en el momento del ataque, reivindicado por el grupo yihadista Al Shabaab, se encuentran localizados.

Dos asaltantes han muerto durante la operación de las fuerzas de seguridad, según ha comentado el Ministerio en su cuenta de Twitter.

Se trata del peor atentado en suelo keniano desde el atentado contra la Embajada de Estados Unidos en Nairobi (Kenia), en agosto de 1998, donde perecieron 213 personas.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ha ofrecido sus condolencias a las familias de las víctimas del secuestro, todavía en curso, de la Universidad de Garissa por miembros de la secta islamista Al Shaabab, debido en parte a la escasez de fuerzas de seguridad, un problema que piensa remediar sin dilación, según sus primeras declaraciones.

"En nombre de mi Gobierno, extiendo condolencias a las familias de aquellos que han muerto en este ataque. Seguimos orando por la pronta recuperación de los heridos y el rescate seguro de los secuestrados", ha hecho saber el presidente a través de su web oficial de Facebook.

Alrededor de las 5.30 (hora local) varios hombres armados entraron en la Universidad de Garissa haciéndose pasar por fieles que iban a rezar a la mezquita que se encuentra en el campus. Una vez dentro, han detonado una bomba para desatar el caos y "han abierto fuego de forma indiscriminada", ha dicho el inspector de Policía Joseph Boinnet.

Los asaltantes, cuyo número exacto aún se desconoce, se han esparcido por todo el campus y finalmente se han concentrado en una residencia de estudiantes femenina que suele albergar a 800 personas. Ahora estarían concentrados en una de las habitaciones.

Para leer más