Kiir autoriza al exjefe del Ejército a viajar fuera del país por motivos de salud

Salva Kiir y el general Paul Malong
STRINGER/REUTERS
Actualizado 13/11/2017 14:18:52 CET

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente sursudanés, Salva Kiir, ha autorizado este lunes al exjefe del Ejército Paul Malong --al que apartó del cargo en mayo y mantenía bajo arresto domiciliario-- a que viaje al extranjero para recibir atención médica.

Así lo ha anunciado en declaraciones a Eye Radio el portavoz del Gobierno, Ateny Wek Ateny. "El presidente ha tomado una decisión compasiva por motivos médicos para permitir al general Malong viajar para buscar atención médica", ha señalado.

"Se están haciendo las gestiones y tan pronto como estén completadas, viajará", ha precisado, sin ofrecer más detalles sobre los problemas de salud que aquejarían al general.

El jueves pasado, la mujer de Malong había anunciado que el Gobierno había levantado el arresto a su marido. "Mi marido ha sido liberado y se le ha permitido ir a realizarse pruebas médicas en África Oriental", declaró Lucy Ayak a la emisora estadounidense Voice of America.

A última hora del domingo, el Gobierno sursudanés anunció la retirada de los soldados que habían sido desplegados en torno a la residencia de Malong en Yuba a raíz de la negativa de los guardaespaldas de éste de desarmarse como había ordenado Kiir.

"Los vehículos de transporte de tropas y las fuerzas de seguridad desplegadas inicialmente a torno a la residencia del general Paul Malong han sido retirados", anunció el portavoz del Ejército, Lul Ruai Koang, citado por 'Sudan Tribune', explicando que "la retirada se produjo después de que el general aceptara la orden presidencial de reducir el número de guardaespaldas".

El pulso entre Kiir y Malong en los últimos días había hecho temer un nuevo estallido de violencia en la capital. De hecho, algunos oficiales leales al antiguo jefe del Ejército han desertado junto a sus hombres y se han unido a los rebeldes que lidera el exvicepresidente Riek Machar.

Malong fue apartado del cargo en mayo por Kiir, quien le ordenó volver a Yuba después de que éste tratara de trasladarse a Aweil, su ciudad natal, junto con algunos hombres, aparentemente por temor a que pudiera lanzar una nueva rebelión en su contra. Aunque teóricamente ambos hicieron públicamente las paces, Malong fue puesto bajo arresto domiciliario en la capital.

Sudán del Sur vive sumido en una guerra civil desde diciembre de 2013 que inicialmente enfrentó a las fuerzas leales a Kiir con los leales a Machar pero que en los últimos tiempos ha visto la proliferación de otros grupos armados. Como consecuencia de ello, casi 1,9 millones de sursudaneses se han convertido en desplazados internos y otros 2,1 millones han buscado refugio en los países vecinos.