Kosovo se encamina a elecciones anticipadas tras la disolución del Parlamento

Publicado 22/08/2019 11:43:44CET
El ex primer ministro de Kosovo Ramush Haradinaj
El ex primer ministro de Kosovo Ramush Haradinaj - REUTERS / HAZIR REKA - Archivo

PRÍSTINA, 22 Ago. (Reuters/EP) -

Los diputados de Kosovo han aprobado este jueves la disolución del Parlamento el viernes, allanando el camino para la celebración de elecciones después de que el primer ministro, Ramush Haradinaj, dimitiera el mes pasado.

Un total de 89 diputados han votado a favor de la disolución de la cámara, compuesta por 120 escaños. Las elecciones deberían celebrarse ahora en un plazo de 45 días.

Haradinaj presentó su dimisión tras ser citado para interrogarle por el fiscal de crímenes de guerra de Kosovo en relación con su papel en la insurgencia entre 1998-99 contra las fuerzas servias, cuando era comandante del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK). El ahora político niega haber actuado mal y asegura que está dispuesto a enfrentarse a cualquier acusación.

Los sondeos muestran que ningún partidos obtendrá apoyo suficiente para formar gobierno en solitario, por lo que esperan largas negociciones para la formación de una coalición.

El último gobierno estaba conformado por el partido de Haradinaj, la Alianza para el Futuro de Kosovo (centroderecha), el Partido Democrático de Kosovo (PDK) y la Iniciativa Social Democrática (NISMA).

Haradinaj ya renunció como primer ministro en 2015, cuando fue imputado por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), el cual le juzgó y absolvió en dos ocasiones.

Una de las principales tareas a las que se enfrentará el nuevo gobierno será relanzar las conversaciones con Belgrado para la normalización de las relaciones, paso clave para que los dos países puedan entrar en la UE. Las conversaciones se rompieron el pasado noviembre cuando Prístina introdujo un impuesto del 100 por cien a los productos fabricados en Serbia.

Kosovo, cuya población es al 90 por ciento de etnia albanesa, proclamó de forma unilateral su independencia de Serbia en 2008. El país ha sido reconocido por buena parte de la comunidad internacional, con la excepción de algunos países europeos, entre ellos España, así como Rusia.