Publicado 09/08/2021 19:31CET

Laschet admite que fue "estúpido" reírse en plenas inundaciones

Armin Laschet, presidente de Renania del Norte-Westfalia
Armin Laschet, presidente de Renania del Norte-Westfalia - Marius Becker/dpa

DUSSELDORF (ALEMANIA), 9 Ago. (DPA/EP) -

El candidato a canciller de Alemania por la Unión Cristiano Demócrata (CDU), Armin Laschet, ha admitido que "fue tonto, estúpido", reírse durante una comparecencia ante los medios en plena tragedia por las inundaciones que asolaron el mes pasado amplias zonas del oeste del país.

"No debería haber permitido que ocurriesen esos pocos segundos", ha declarado el principal responsable político de Renania del Norte-Westfalia, uno de los estados afectados por el temporal, en una entrevista a RTL.

Laschet, que aspira a suceder a su compañera Angela Merkel en las elecciones de septiembre, ya tuvo que disculparse después de que las cámaras le captasen riendo por detrás del presidente del país, Frank-Walter Steinmeier. Aunque no ha aclarado de qué se reía, sí ha descartado que fuese del discurso de Steinmeier.

Este lunes ha trascendido también el dinero que se destinará al fondo de reconstrucción previsto tras la catástrofe: 30.000 millones de euros, según fuentes consultadas por la agencia de noticias DPA tras una reunión entre representantes del Gobierno federal y de los distintos estados, previa a la reunión de líderes del martes.

La idea es que todas las partes lleguen a un acuerdo, si bien por ahora falta una base fiable para calcular el reparto del dinero. Laschet estima que en Renania del Norte-Westfalia los daños por el temporal de mediados de julio ascienden a más de 13.000 millones de euros, mientras que en Renania Palatinado la cifra sería similar o incluso mayor.

Para leer más