Actualizado 20/08/2007 20:27 CET

Líbano.- Fallece un miembro de Hezbolá al explotar una bomba de fragmentación de la pasada contienda

BEIRUT, 20 Ago. (EP/AP) -

Mahmoud Ali Mallah, miembro de la milicia chií libanesa Hezbolá, de 27 años, pereció hoy por la explosión de una bomba de fragmentación, presuntamente abandonada desde la contienda que el verano pasado libró el Partido de Dios contra el Ejército israelí, informó la agencia nacional de noticias libanesa.

La agencia no precisó ni cuándo ni cómo falleció Mallah, aunque la cadena de televisión propiedad de Hezbolá, Al Manar, aseguró que pereció hoy, sin informar dónde, "ejerciendo su obligación de hacer la Yihad". En su edición electrónica, Al Manar informó de que Mallah se unió a las filas de Hezbolá en 1998.

Con la de Mallah se elevan al menos a 30 las víctimas mortales por la explosión de bombas de fragmentación, también conocidas como bombas racimo, y minas terrestres antipersona en el sur de Líbano desde que una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU acordó el cese de hostilidades entre las partes, poniendo así fin a 34 días de conflicto armado, el 14 de agosto de 2006.

Según estadísticas de la ONU y de grupos pro Derechos Humanos, Israel lazó alrededor de 4 millones de bombas de fragmentación en Líbano, de los que una cuarta parte no han explotado aún, lo que pone en gran peligro, denuncian, a miles de civiles inocentes.