Líbano.- Fallecen cuatro milicianos y dos soldados libaneses en enfrentamientos en Najr el Bared

Actualizado 01/08/2007 23:00:26 CET

BEIRUT, 1 Ago. (EP/AP) -

Enfrentamientos entre efectivos del Ejército libanés y milicianos de Al Fatá al Islam, próxima a Al Qaeda, provocaron hoy la muerte de cuatro milicianos y dos militares, según informó hoy la agencia de noticias estatal libanesa.

Asimismo, una destacada fuente militar libanesa explicó que otro soldado pereció ayer en los enfrentamientos librados desde hace más de dos meses en el campamento de refugiados palestinos de Najr el Bared, ubicado en las afueras de la ciudad portuaria de Trípoli, en el norte de Líbano, lo que eleva el balance de muertos en el seno del Ejército a 124 desde que el pasado 20 de mayo estallaron los enfrentamientos que se han cobrado la vida de más de 200 personas.

"Los enfrentamientos continuarán hasta que este fenómeno (Al Fatá al Islam) sea eliminado", aseguró dicha fuente militar que pidió el anonimato, ya que el Gobierno de Fuad Siniora exige la entrega o rendición del resto de milicianos que aún permanecen atrincherados en el campamento.

Los nuevos disturbios se produjeron a partir del mediodía cuando el Ejército atacó posiciones donde se han resguardado varios de los milicianos en el interior del campamento y según informó la agencia el Ejército ha hecho progresos en su intento por sacar a los milicianos del sector conocido como "viejo campo", densamente poblado y donde se cree que se han escondido la mayor parte de los milicianos.

Los cuatro milicianos perecidos hoy, según explicó la agencia, atacaron previamente a una unidad militar gubernamental, mientras que dos helicópteros del Ejército sobrevolaron a baja altura el campamento en busca de escondites donde se han parapetado los milicianos sin efectuar disparos desde el aire.

Por su parte, el comandante del Ejército el general Michel Suleiman, con motivo del Día de las Fuerzas Armadas libanesas, juró hoy continuar la batalla contra la milicia por ser, dijo, una guerra contra el terrorismo y "una batalla por la dignidad y la soberanía nacional" y calificó de "grandes sacrificios" las muertes de soldados en Najr el Bared por la unidad y la paz en Líbano.

Mientras, el presidente libanés Emile Lahud garantizó a los soldados heridos que el Ejército ganará la batalla a la milicia porque constituirá, dijo, "la victoria para Líbano". "Los mártires militares han protegido la unidad, soberanía e independencia de Líbano", agregó el antiguo comandante del Ejército durante una visita a hospitales en la capital, donde una ceremonia en honor al Ejército fue cancelada por la continuidad de los enfrentamientos en Trípoli.