Líbano.- Siria critica la "ingerencia" de EEUU en la política libanesa

Actualizado 03/11/2007 15:06:05 CET

DAMASCO, 3 Nov. (EP/AP) -

El diario 'Tishrin', publicación estatal que ejerce de portavoz oficioso del Gobierno sirio, criticó en su editorial de hoy lo que calificó de "ingerencia" de Estados Unidos en la política libanesa cuando falta poco más de una semana para las elecciones presidenciales de Líbano. En el artículo de opinión, 'Tishrin' acusó a Washington de poner trabas al diálogo entre las distintas corrientes políticas libanesas.

"La ingerencia inmoral y directa de Estados Unidos en los asuntos internos libaneses ha quedado demostrada de forma diáfana", indica el diario en su editorial. "Condoleezza Rice habla de Líbano como si se tratara de un estado norteamericano", afirma el diario en respuesta a las declaraciones de la secretaria de Estado norteamericana en las que planteaba el pasado jueves unas duras condiciones para que Estados Unidos y Europa respalden el proceso electoral.

Rice consideró que el próximo presidente libanés debería estar comprometido con el orden constitucional, apoyar las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que protegen la soberanía del país y comprometerse con la constitución de un tribunal que juzgue a los autores del atentado de 2005 en el que falleció el ex primer ministro Rafik Hariri.

El propio ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Moallem, acusó ayer a Estados Unidos de dificultar cualquier acuerdo para la elección de un presidente de consenso. En un artículo del diario panárabe 'Al Hayat' publicado hoy, Al Moallem volvió a arremeter contra Estados Unidos. "El problema no está en Damasco, sino en Washington, que se opone a cualquier candidato de compromiso y a cualquier diálogo entre los libaneses", afirmó según cita 'Al Hayat'.

Con las elecciones cada vez más cerca, la política libanesa se ha dividido en dos bandos: la oposición, respaldada por Irán y Siria y liderada por Hezbolá y los partidos que respaldan al Gobierno del primer ministro, Fuad Siniora, que cuenta con el apoyo de Estados Unidos y los países occidentales. Washington acusa a Siria y a Irán de interferir en los asuntos libaneses y de apoyar intentonas de desplazar a Siniora del poder.

Está previsto que el Parlamento se reúna de nuevo el 12 de noviembre para intentar votar a un nuevo presidente, pero los dos intentos anteriores, de septiembre y octubre, concluyeron sin acuerdo de compromiso entre Gobierno y oposición. El mandato del actual presidente, el pro-sirio Emile Lahoud, expira el próximo 24 de noviembre, por lo que un nuevo fracaso en la votación podría provocar un vacío institucional en el país.