Actualizado 21/05/2007 14:27 CET

Líbano.- Las tropas libanesas prosiguen el asedio del campamento de refugiados palestinos de Nahr el Bared

TRÍPOLI (LÍBANO), 21 May. (EP/AP) -

El Ejército libanés estrechó hoy el cerco sobre el campamento de refugiados palestinos de Nahr el Bared, foco de los intensos enfrentamientos registrados ayer entre los militares y la milicia radical de Al Fatá al Islam, un grupo afín a Al Qaeda que podría estar entrenando a combatientes para perpetrar ataques en Europa o Estados Unidos.

La artillería libanesa continuó hoy el bombardeo, mientras cientos de soldados respaldados por carros de combate M-48 rodeaban en campamento de refugiados, situado a las afueras de Trípoli, la segunda ciudad del país. Los milicianos respondieron con fuego de mortero.

En los enfrentamientos de ayer fallecieron al menos 27 soldados y 20 milicianos islamistas, según revelaron hoy fuentes de las fuerzas de seguridad libanesa. Estas mismas fuentes admitieron que desconocen la cifra de posibles muertos civiles, ya que el campamento permanece fuera de su jurisdicción, aunque desde el interior de Nahr el Bared aseguran que los muertos en su interior son 34; 14 de ellos civiles. La cifra total sería, pues de 61 fallecidos.

Un oficial libanés informó bajo condición de anonimato desde la línea de fuego que los militares estaban concentrando el fuego en los edificios utilizados por los milicianos y que tienen órdenes de atacar con dureza cualquier objetivo que contraataque.

El grupo, aunque tiene su origen en los territorios palestinos, está compuesto por personas de diversas nacionalidades. La cadena de televisión Lebanese Broadcasting informó ayer de que entre los milicianos fallecidos había ciudadanos de Bangladesh, Yemen y otros países árabes.