Actualizado 07/07/2012 20:23:42 +00:00 CET

Liberados los líderes estudiantiles arrestados en Birmania

RANGÚN, 7 Jul. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Birmania han liberado este sábado a 20 líderes estudiantiles detenidos en las últimas horas, coincidiendo con el 50 aniversario de la represión militar de 1962, según ha informado un activista.

Los activistas fueron detenidos ayer en una serie de redadas policiales en las ciudades de Rangún, Mandalay, Lashio y Shwebo. La liberación se ha producido este sábado por la noche (hora birmana) según ha confirmado una de las detenidas, la secretaria de un sindicato estudiantil, Phyo Phyo Aung, y una antigua presa política liberada el año pasado en el marco de las amnistías promovidas por el Gobierno de Thein Sein.

Phyo Phyo Aung, ha explicado que tanto ella como otros tres activistas del Sindicato de Estudiantes de Birmania han sido interrogados en un edificio en Rangún, en una antigua oficina del Ministerio del Interior, debido a que su organización es ilegal. "Los agentes de la Policía nos dijeron que sólo querían preguntarnos por nuestros planes para conmemorar el aniversario", ha explicado a Reuters.

Decenas de estudiantes murieron en 1962 cuando protestaban contra la junta del general Ne Win, que instauró ese mismo año un régimen militar que se prolongaría durante 49 años. Las autoridades llegaron a utilizar dinamita para destruir el edificio donde se reunían los jóvenes en la Universidad de Rangún.

Birmania ha introducido una serie de reformas democráticas que han derivado en la eliminación de gran parte de las sanciones impuestas por la comunidad internacional. Dentro de estos cambios, la administración civil que sustituyó a la junta militar acordó la liberación de más de 600 presos políticos y la aprobación de leyes sobre manifestaciones.

Sin embargo, a pesar de las afirmaciones del Gobierno de que las reformas son "irreversibles", la detención y encarcelamiento de los disidentes aún continúa aunque no con tanta frecuencia lo que para según grupos de Derechos Humanos demuestra que los generales retirados aún en el poder no están totalmente comprometidos con las promesas que han hecho.