Actualizado 13/07/2020 20:33:56 +00:00 CET

Liberados los miembros de un movimiento opositor detenidos tras las últimas protestas en Malí

El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita
El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita - 2013 GETTY IMAGES / SEAN GALLUP - Archivo

El hijo de Keita dimite como presidente de la comisión de Defensa del Parlamento

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Las autoridades de Malí han liberado este lunes a los miembros del opositor Movimiento 5 de Junio-Agrupación de Fuerzas Patrióticas (M5-RFP) detenidos durante las protestas de los últimos días para exigir la dimisión del presidente del país, Ibrahim Boubacar Keita.

Fuentes del M5-RPF citadas por la emisora maliense Studio Tamani han indicado que la cúpula del movimiento opositor está reunida además con miembros de la comunidad internacional para abordar la situación en el país africano.

Entre los liberados figuran Choguel Maiga, Issa Kaou Djim, Clement Dembélé y Oumar Diarra, todos ellos altos cargos del citado movimiento, tal y como ha recogido el diario 'Nord Sud Journal'.

Las fuerzas de seguridad malienses detuvieron a varios líderes del M5-RPF tras los disturbios que estallaron el viernes en la capital, Bamako, tras el llamamiento del movimiento opositor a favor de la "desobediencia civil". Horas después fue atacada la Asamblea Nacional y tomada la sede de la cadena de televisión pública (ORTM).

Las liberaciones han llegado horas después de que la Unión Europea (UE), la Unión Africana (UA), la ONU y la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) expresaran su preocupación por la situación, condenaran el uso de fuerza letal contra los manifestantes y pidieran la liberación de los opositores detenidos.

En un comunicado conjunto, lamentaron los ataques contra edificios públicos y privados que se produjeron el viernes tras la manifestación convocada por el movimiento opositor que lidera el imán Mahmud Dicko, así como "la pérdida de vidas humanas" registrada durante la represión de las protestas. Los medios locales han informado de al menos tres muertos.

Por otra parte, expresaron su preocupación por el arresto de varios líderes del M5-RFP e incidieron en que ello "no permite el diálogo" que tanto el presidente como su primer ministro han reclamado "mantener con total serenidad".

Por último, expresaron su apoyo a las propuestas realizadas por la CEDEAO al término de la misión ministerial llevada a cabo a finales de junio para intentar mediar en la crisis, al tiempo que argumentaron que suponen "las bases de una solución adecuada para un acuerdo político y de salida de la crisis", como el propio Keita reconoció el sábado.

En concreto, la CEDEAO propuso la repetición de las elecciones en aquellas circunscripciones cuyos resultados preliminares anuló el Tribunal Constitucional favoreciendo la victoria a partidarios del presidente así como la instauración de un "gobierno de consenso nacional".

Durante el fin de semana, Keita anunció la disolución del Tribunal Constitucional como gesto hacia la oposición y también se mostró partidario de "ir hacia la aplicación de las recomendaciones formuladas por la misión de la CEDEAO".

Por su parte, Dicko hizo el domingo un llamamiento a la calma a sus seguidores, si bien dejó claro que seguirán "luchando por el cambio en el respeto de los demás, en la dignidad, en la tranquilidad".

DIMISIÓN DEL HIJO DE KEITA

En otro orden de cosas, Karim Keita, hijo del presiente del país, ha anunciado durante la jornada su dimisión como presidente de la comisión de Defensa del Parlamento ante las críticas contra él por parte de la oposición y ha resaltado que "el país atraviesa horas difíciles".

"Mientras que grupos armados siguen haciendo hablar las armas y poniendo de luto a la población, algunas personas, principalmente en Bamako, han elegido no preocuparse por los intereses superiores de la nación (...) sino satisfacer sus ambiciones e intereses personales", ha lamentado.

Así, ha dicho que "nunca imaginó que la injuria, la calumnia y la mentira serían utilizados para desnaturalizar y dimisular" sus acciones "en servicio de los malienses". "He cometido error, ¿quién no los comete?", se ha preguntado.

Keita ha manifestado, tras defender su papel y recordar que fue reelegido en los últimos comicios, que abandona el cargo "con toda responsabilidad". De esta forma, ha añadido que "seguirá dedicando sus energías al servicio de los electores".

"Durante los últimos años he tenido la ocasión de mantener reuniones por todo el país, entre ellos con aquellos que han pagado un gran tributo en defensa de nuestra libertad. Es momento de rendir homenaje a la totalidad e las fuerzas de defensa y seguridad", ha manifestado.

Por último, el hijo del presidente ha expresado su deseo de que el líder opositor Soumaila Cissé sea liberado y "pueda reunirse con su familia y sus seres queridos lo antes posible".

Cissé fue secuestrado el 25 de marzo cuando se encontraba haciendo campaña junto a su delegación en Niafunké, en la provincia de Tombuctú (norte), de cara a unas elecciones parlamentarias en las que, según los resultados oficiales, consiguió revalidar su escaño.

El líder de la Unión por la República y la Democracia (URD) quedó en segundo lugar en las presidenciales celebradas en agosto de 2018, cuando fue derrotado por Keita, como ya ocurriera en los comicios de 2013.

Malí es escenario de una creciente violencia yihadista, a manos de las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico, la cual ha potenciado también una incipiente violencia de tipo comunitario que enfrenta esencialmente a peul, a los que se identifica con los terroristas, con otros grupos étnicos. A esto se suma una grave situación económica, la percibida corrupción de la clase política y ahora también el impacto de la pandemia de coronavirus.

Para leer más