Actualizado 30/03/2020 5:16:31 +00:00 CET

Libia libera a 466 presos ante el riesgo por coronavirus

Un combatiente leal al Gobierno reconocido por la comunidad internacional en Trípoli
Un combatiente leal al Gobierno reconocido por la comunidad internacional en Trípoli - Amru Salahuddien/dpa - Archivo

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

   MADRID, 30 (EUROPA PRESS)
 
   La Fiscalía de Libia ha ordenado la puesta en libertad de 466 presos del Centro de Rehabilitación de Trípoli como medida de precaución ante el riesgo de contagio por coronavirus, según ha informado el Ministerio de Justicia del Gobierno libio reconocido por la comunidad internacional.
 
   Los excarcelados son personas que están siendo investigadas y que tienen opción a libertad provisional, además de los incluidos en anteriores órdenes de liberación. Entre los beneficiados hay ciudadanos de países extranjeros, incluidos países árabes, según recoge el periódico libio 'Libya Observer'.
 
   "Esta liberación llega a recomendación del Consejo Supremo Judicial, para reducir el número de presos y evitar así el hacinamiento", ha explicado el Ministerio a través de su página en Facebook.
 
   Además el Consejo Supremo Judicial está tramitando una amnistía para los presos que hayan cumplido la mitad de su condena, personas de edad avanzada y las que tengan problemas de salud.
 
   Este mismo domingo el Gobierno del Acuerdo Nacional, el reconocido por la comunidad internacional, ha anunciado una prórroga del toque de queda impuesto para evitar el contagio de coronavirus.
 
   Las autoridades sanitarias han confirmado dos nuevos casos en las últimas horas, con lo que son ya tres los pacientes positivos por coronavirus. Por el momento no hay ningún fallecimiento.
 
   El conflicto se recrudeció en abril de 2019, cuando las fuerzas encabezadas por el mariscal de campo Jalifa Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este del país, pusieron en marcha una ofensiva para hacerse con Trípoli, donde tiene su sede el gobierno de unidad, reconocido internacionalmente.
 
   Además, Haftar anunció a mediados de diciembre el inicio de la "batalla final" y la "hora cero" por Trípoli y ordenó a sus fuerzas avanzar hacia la ciudad. En este contexto, sus fuerzas tomaron por sorpresa a principios de enero la ciudad de Sirte, en un duro golpe al gobierno de unidad.
 
   Naciones Unidas estima que el conflicto actual en Trípoli ha matado a cientos de civiles y desplazado a más de 150.000, algunos de los cuales viven pésimas situaciones de salubridad en refugios.
 
   La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) estimó que desde diciembre de 2019, un total de 355.672 personas siguen desplazadas dentro del propio país.
 
HRW RECOMIENDA REDUCIR LA CIFRA DE PRESOS COMO UN PRIMER PASO
 
   La ONG Human Rights Watch (HRW) ha alertado este domingo de la precariedad de los servicios de salud de Libia por los embates de los últimos conflictos armados y ha recalcado la necesidad de que el país esté preparado para contener la pandemia de coronavirus, tras haber registrado sus tres primeros casos.
 
   "Si la pandemia de Covid-19 se propaga en Libia, el sistema de salud del país no podrá hacer frente a un gran número de pacientes", ha alertado el investigador principal de Libia para HRW, Hanan Salah.
 
   "Los preparativos de Libia deben incluir planes para proteger y cuidar a todos, incluidas las poblaciones vulnerables como los detenidos o los refugios para personas desplazadas", ha añadido.
 
   Asimismo, la ONG ha exigido que aquellas personas que han sido detenidas sin cargas y los migrantes solicitantes de asilo deben ser liberados.
 
   A su vez las autoridades, ha añadido, "deberían considerar la liberación de niños delincuentes de bajo nivel y no violentos, y personas que han cumplido la mayor parte de su condena".
 
   Por su parte, la ONG también ha señalado que las personas mayores, así como aquellas con algún tipo de discapacidad y las que sufren de enfermedades previas "deberían recibir alternativas a la detención".
 
   La ONG también ha pedido la liberación de las esposas de los supuestos combatientes de Estado Islámico, que se encuentran detenidas junto a sus hijos en cárceles de Misrata y Trípoli sin haber sido acusadas de ningún delito.

Para leer más