La líder de AfD pide la dimisión de Merkel por su gestión de la crisis de los refugiados

Publicado 28/11/2015 22:14:50CET
Frauke Petry,  líder del partido Alternativa por Alemania (AfD)
AXEL SCHMIDT / REUTERS

HANÓVER, 28 Nov. (Reuters/EP) -

El líder del partido antiinmigración alemán Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán), Frauke Petry, ha realizado un llamamiento este sábado pidiendo la dimisión de la canciller, Angela Merkel, por su gestión de la crisis de los solicitantes de asilo y su política de puertas abiertas.

"Merkel, deja tu puesto. Puedes hacerlo", ha declarado Petry ante cerca de 600 partidarios de AfD en Hanóver, haciendo uso del lema de la canciller "Wir Schaffen das" (Podemos hacerlo), en referencia a la capacidad del país para lidiar con una afluencia de refugiados que se espera llegue al millón durante este año.

Así, AfD ha presentado su propio plan para acabar con lo que han descrito como un "caos de asilo" en el evento llevado a cabo en Hanóver. Cerca de 2.500 activistas de izquierda, algunos de ellos portando pancartas donde se podía leer "El racismo no es una alternativa", se concentraron en el exterior del lugar del evento.

La líder de AfD ha declarado que su partido tiene sólidas probabilidades de entrar en tres Parlamentos estatales en las elecciones del año que viene, así como en el Parlamento nacional, el Bundestag, en las generales que se celebrarán en 2017.

Por su parte, la canciller, que asistirá a una cumbre de líderes europeos con el primer ministro turco este domingo para discutir el problema, ha resistido la presión proveniente de su propio partido para poner un techo al número de refugiados.

Al dirigirse al Parlamento este miércoles, Merkel ha jurado mantenerse firme en su política de puertas abiertas, desafiando las críticas dentro y fuera del país acerca de la seguridad de Alemania tras los atentados cometidos en París.

Estas declaraciones responden a la intención de la canciller de llegar a una solución de calado a esta crisis, una que pasa por la colaboración entre los Estados europeos y Turquía.

AfD consiguió el tercer puesto, un 10,5 por ciento, en las encuestas llevadas a cabo este mes por la agencia INSA. Un hecho que muestra la significativa ascensión del partido tras la marcha de su anterior líder y fundador, Bernd Lucke, donde únicamente ostentaba un 3 por ciento.

El liderazgo de partido pasó a manos de Petry y Joerg Meuthen tras la marcha de Lucke en julio por oponerse a los rescates de la UE a los países en crisis a través de un discurso de tintes xenófobos.

'LUEGENPRESSE'

El partido liderado por Petry pretende reducir el número de refugiados en Alemania a través de la expulsión de aquellos sirios e iraquíes que provengan de "terceros Estados estables" como Turquía o Líbano, así como rechazar a aquellos solicitantes de asilo que carezcan de documentos oficiales, entre otra serie de pasos.

AfD ha atraído apoyos de la extrema derecha, un hecho que ha generado una ola de críticas por parte de los medios alemanes y los políticos que lo califican como xenófobo.

Petry ha tildado esto de campaña difamatoria en su contra por parte de la "prensa de Pinocho" y "'Luegenpresse'" (prensa mentirosa), un término de la época nazi que ha experimentado un resurgimiento tras su empleo por quienes rechazan la llegada de inmigrantes al país.

La líder de AfD ha añadido además que el flujo descontrolado de refugiados aumenta el riesgo de "ataques terroristas" como los que han ocurrido en París.

El partido se hizo con varios asientos en el Parlamento estatal de Hamburgo en febrero y desde entonces también ha logrado un espacio en Bremen, sumándose así a los que ya ostenta en Sajonia, Turingia y Brandeburgo, regiones del este de Alemania donde el sentimiento contra los refugiados es más fuerte.

A pesar de esto, ciertas agencias de encuestas pronostican que el partido desaparecerá antes de las elecciones federales de 2017, bien por luchas internas o por el enfriamiento de la crisis de los refugiados.

Aún así, el colíder de la formación, Joerg Meuthen, ha declarado que el partido confía en su opciones de entrar en el Parlamento Federal, el Budestag, con el 20 por ciento de votos a sus espaldas.

"Siempre habrá gente con puntos de vista xenófobos que encontraran un hogar en AfD", ha señalado el profesor de la Universidad Libre de Berlín Hajo Funke, quien ha añadido que es poco probable que el partido se haga con algún asiento en el Bundestag.

Para leer más