La líder de Hong Kong condena la violencia "sin precedentes" de las últimas horas en el territorio

Publicado 05/10/2019 8:45:57CET
La jefa de Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam
La jefa de Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam - REUTERS / ANN WANG - Archivo

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, ha condenado este sábado el repunte de violencia "intolerable y sin precedentes" que ha sacudido la ciudad en las últimas horas dentro de la ola de manifestaciones contra el Gobierno hongkonés, y provocado la suspensión parcial de los servicios y de los comercios a lo largo de este día.

Lam ha realizado estas declaraciones en un vídeo emitido por las principales cadenas del territorio, donde aparece flanqueada por la mayor parte de su Consejo de Ministros.

En su comparecencia, de apenas cinco minutos, la líder de Hong Kong ha vuelto a defender la ley de emergencia que declaró esta semana para prohibir el uso de máscaras por parte de los manifestantes que llevan más de tres meses protestando contra el dominio chino y a favor de la democracia.

"Pido a la población que apoye al Gobierno de Hong Kong para detener esta violencia conforme dicta la ley. Condenemos juntos la violencia", ha pedido la mandataria en el vídeo. "La de este viernes ha sido una noche oscura, que ha dejado la ciudad semiparalizada", ha añadido.

Toda la red ferroviaria de Hong Kong se encuentra detenida, mientras que docenas de centros comerciales, tiendas y bancos han cerrado sus puertas este sábado. La operadora de transporte MTR ha explicado que la decisión ha sido adoptada para garantizar la seguridad de su personal "antes de poder viajar a las estaciones afectadas para inspeccionar y evaluar el alcance de los daños", según un comunicado recogido por el 'South China Morning Post'.

Los incidentes de esta pasada noche han ocurrido precisamente después de la declaración de esta ley de emergencia, un residuo de la era colonial bajo el dominio británico, que impone penas de hasta un año de prisión y sanciones de hasta 25.000 dólares hongkoneses (2.900 euros) para quien se salte la restricción, que entra en vigor este sábado.

Las fuerzas de seguridad han utilizado gases lacrimógenos y pelotas de goma para dispersar a los manifestantes, parte de los cuales se han concentrado con la cara cubierta como desafío a las autoridades.

La decisión de la jefa del Ejecutivo regional llega la misma semana en la que los manifestantes han empañado con sus movilizaciones la celebración del día de conmemoración del septuagésimo aniversario de la República Popular china, en una jornada en la que la Policía disparó con munición real contra los manifestantes en Hong Kong, hiriendo de gravedad a uno de ellos.

El Gobierno chino ha expresado su apoyo a la ley aplicada por la líder del Gobierno de Hong Kong por boca de un portavoz de la Oficina para Asuntos de Hong Kong y Macao, Yang Guang, quien ha advertido de que la situación de caos en la que vive sumida la antigua colonia británica no puede continuar de forma indefinida.

Según Pekín, las protestas amenazan con derivar en una revolución con intervención extranjera.

Contador

Para leer más