Actualizado 10/09/2013 08:18 CET

La líder del Partido Conservador de Noruega proclama su victoria electoral

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La líder del Partido Conservador de Noruega, Erna Solberg, ha proclamado su victoria en las elecciones legislativas que se han celebrado este lunes y ha ofrecido a la oposición de centro-derecha formar una coalición de gobierno.

   Según la televisión pública NRK, el Partido Conservador y sus aliados han conseguido 96 escaños, once más de los necesarios para alcanzar la mayoría--; el Partido Laborista y los suyos, 76; y Los Verdes, que se mantienen al margen de estas alianzas, uno.

   "Hoy, los votantes han permitido una victoria histórica del centro-derecha y daremos a este país un nuevo Gobierno", ha dicho Solberg, visiblemente emocionada, en el discurso que ha pronunciado ante sus seguidores tras conocer los resultados electorales.

   Así, Solberg ha invitado a los líderes de los partidos Liberal, Progresista y Cristiano Demócrata a iniciar las negociaciones para formar una coalición que impida la continuidad de los laboristas y sus socios en el Gobierno.

   "Nosotros contribuiremos al cambio, garantizaremos que ocurra", ha dicho el líder cristiano demócrata, Knut Arild Hareide, asegurando que mantendrán esta "promesa", aunque no consigan cargos en el nuevo Ejecutivo.

   Hasta ahora, los cristiano demócratas y los liberales se han mostrado reacios a pactar con los progresistas, debido a sus diferencias en materia de inmigración y gasto público, lo que dejaría a los conservadores gobernando en minoría.

   Noruega tiene una larga historia de gobiernos en minoría, debido a la existencia de leyes que impiden anticipar las elecciones legislativas y que, por tanto, garantizan la estabilidad del Ejecutivo.

DIMISIÓN ANTICIPADA

   Por su parte, el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, ha reconocido la derrota electoral del Partido Laborista y, en consecuencia, ha anunciado que dimitirá el próximo 14 de octubre, tras presentar los presupuestos generales, de acuerdo con 'The Norway Post'.

   Según analistas políticos, los noruegos han castigado en las urnas al Partido Laborista por desaprovechar la década de extraordinario crecimiento económico que ha experimentado el país nórdico, permitiendo un estancamiento.

   Por contraposición, Solberg ha propuesto diversificar la economía noruega, yendo más allá de la explotación de los hidrocarburos --la principal fuente de riqueza del país--, privatizar las empresas públicas, bajar los impuestos y endurecer las políticas migratorias.

   A Solberg, de 52 años, se la conoce popularmente como 'Férrea Erna' por la solidez de sus convicciones políticas y la firmeza en su defensa. Si finalmente consigue formar Gobierno, se convertirá en la segunda primera ministra de Noruega y en la primera conservadora desde 1990.