18 de febrero de 2020
 

El líder republicano en el Senado de EEUU propone sesiones diarias de 12 horas para el 'impeachment'

Actualizado 21/01/2020 4:52:03 CET
El líder de la mayoría republicana en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell.
El líder de la mayoría republicana en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell. - Stefani Reynolds

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El líder de la mayoría republicana en el Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, ha presentado este lunes una resolución con las reglas para llevar a cabo el 'impeachment' contra el presidente, Donald Trump, y ha propuesto que se otorgue a cada parte 24 horas para presentar su caso, que se dividirían en dos sesiones de 12 horas cada una.

La resolución, de cuatro páginas, debe aprobarse este martes en el Senado. Permite que los congresistas que se encargarán de ejercer la acusación contra Trump, denominados 'managers', y el equipo legal del presidente tengan la misma cantidad de tiempo que ya se ofreció en el juicio político contra el expresidente Bill Clinton.

Así, y según explica la cadena de televisión CBS, acusación y defensa, tendrán dos días, y durante 12 horas, para trasladar sus argumentos. De ser aprobada la resolución, estos empezarían el miércoles a las 13.00 horas (hora local, 19.00 horas en España), lo que significa que las sesiones podrían terminar todos los días después de medianoche.

Después de abrir el turno de argumentos y de otras 16 horas de preguntas procedentes de los senadores, habrá una votación para decidir si se llama a declarar a testigos o no.

"Si el Senado acuerda permitir que la Cámara de Representantes o el presidente citen a testigos, los testigos serán depuestos en primer lugar y el Senado decidirá, después de la declaración, qué testigos testificarán, de conformidad con las reglas del 'impeachment'", según puede leerse en el documento.

"Ningún testimonio será admisible en el Senado a menos que las partes hayan tenido la oportunidad de apartar a dichos testigos. Al concluir las deliberaciones del Senado, el Senado votará sobre cada artículo del juicio político", agrega la resolución de las reglas.

El líder de la minoría demócrata en el Senado de Estados Unidos, Chuck Schumer, ha criticado las reglas propuestas por McConnell y las ha calificado de "desgracia nacional".

"Después de leer su resolución, está claro que el senador McConnell está empeñado en hacer que sea mucho más difícil conseguir testigos y documentos e intente acelerar el juicio", ha señalado, Schumer. "En algo tan importante como el juicio político, la resolución del senador McConnell es nada menos que una desgracia nacional", ha zanjado.

Schumer también ha censurado que McConnell haya hecho pública la resolución de las normas "en el último minuto", aludiendo a que "no quiere que la gente lo estudie (el 'impeachment') o se sepa sobre él".

Por otra parte, el líder de la minoría demócrata en el Senado se ha quejado de que la propuesta de McConnell no sigue el precedente establecido en el juicio político contra Clinton, a pesar de que prometió que así sería.

"Las reglas de McConnell se apartan dramáticamente del precedente de Clinton en las formas diseñadas para evitar que el Senado y el pueblo estadounidense conozcan la verdad sobre las acciones del presidente Trump que justificaron su 'impeachment'", según Schumer.

Asimismo, ha proporcionado diferencias concretas con el proceso a Clinton y ha señalado que la propuesta de la cámara alta "ni siquiera permite el simple paso básico de admitir el registro de la Cámara de representantes como evidencia en el juicio".

"Está diciendo que no quiere escuchar ninguna de las pruebas existentes y que no quiere ninguna nueva evidencia", ha continuado, al tiempo que ha agregado que un juicio sin testigos, documentos o evidencias no es un juicio, sino "un encubrimiento".

En este sentido, ha acusado a McConnell de querer esconder las pruebas contra Trump, aludiendo a que "quiere que se entreguen los hechos clave en las primeras horas de la noche, simplemente porque no quiere que el pueblo estadounidense los escuche". "Claro y simple", ha zanjado.

"Finalmente, la resolución de Clinton permitió el despido de los testigos sólo después de escuchar los argumentos", ha añadido Schumer, pero "esta resolución permite el despido en cualquier momento".

No obstante, ha asegurado que los demócratas podrán "imponer votos a testigos y documentos antes de que su resolución se apruebe mañana, y lo haremos". "La acusación es uno de los pocos poderes que tiene el Congreso cuando un presidente se extralimita. Limitar tanto el juicio político y hacerlo mucho menos serio es muy, muy equivocado y lucharemos con uñas y dientes", ha concluido.

El 'impeachment' llegó al Senado el miércoles después de que la Cámara de Representantes designara a los siete 'managers' y enviara el pliego de cargos a la cámara alta, perdiendo con ello el control del juicio político contra Trump.

UN LARGO PROCESO

La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, inició en septiembre una investigación oficial para determinar si había base jurídica para lanzar el 'impeachment' contra el inquilino de la Casa Blanca, algo que hizo finalmente en diciembre.

Trump está acusado de presionar a su par ucraniano, Volodimir Zelenski, para que abriera dos investigaciones: una sobre las supuestas corruptelas del precandidato demócrata Joe Biden y su hijo Hunter en el país europeo y otra sobre la "desacreditada teoría" de que fue Kiev, no Moscú, quien interfirió en las elecciones presidenciales de 2016.

Según los congresistas norteamericanos, Trump condicionó a la apertura de estas dos investigaciones una "ansiada" visita de Zelenski a la Casa Blanca y la ayuda militar que Estados Unidos da a Ucrania en el marco de la guerra en Donbas.

La cámara baja está convencida de que Trump buscaba perjudicar a Biden y los demócratas de cara a las elecciones presidenciales de 2021, en las que intentará conseguir un segundo mandato.

El magnate neoyorquino ha defendido en todo momento su inocencia, incidiendo en que no hubo "quid pro quo" con Zelenski, y ha denunciado que es víctima de una "caza de brujas" de los demócratas porque aún no han digerido su victoria electoral de 2016.

Trump, que tras este proceso será cesado o absuelto, se ha mostrado seguro de que el Senado tumbará el 'impeachment' gracias a la mayoría republicana. Es el tercer presidente de Estados Unidos en someterse a un juicio político, tras los demócratas Andrew Johnson (1868) y Bill Clinton (1998). Richard Nixon dimitió antes de llegar a este punto.

Contador