Los líderes europeos volverán a verse el día 30 al no lograr un acuerdo para el reparto de cargos

Actualizado 21/06/2019 8:16:11 CET
Parlamento Europeo
MONCLOA

BRUSELAS, 21 (EUROPA PRESS)

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea volverán a reunirse de forma extraordinaria el próximo día 30 para tratar de cerrar un acuerdo sobre el reparto de los puestos clave de las instituciones de la UE, tras concluir sin acuerdo la cumbre que les ha reunido en Bruselas.

"Ha habido una amplia discusión sobre los nombramientos, teniendo en cuenta mis consultas y al Parlamento europeo, no hay una mayoría para ningún candidato", ha admitido el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, tras una jornada maratoniana de encuentros bilaterales entre líderes para tratar de desbloquear la negociación.

El exprimer ministro polaco, que ha negado con un tajante "no" que su nombre esté sobre la mesa para presidir la Comisión Europea, ha apuntado que los líderes son conscientes de la necesidad de pactar un paquete que refleje la "diversidad" de la Unión Europea.

También ha admitido que era demasiado pronto para lograr un acuerdo este jueves y que necesita "más tiempo" para continuar las consultas con las capitales y avanzar hacia una propuesta aceptable por todos.

Así las cosas, Tusk ha vuelto a convocar a los Veintiocho el domingo 30 en Bruselas para asistir a una cena en la que esperan cerrar el acuerdo, a solo dos días de que se celebre la sesión constitutiva del nuevo Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia), en la que el pleno votará al nuevo presidente de la institución.

El primer ministro de Estonia, Juri Ratas, ha dicho a la prensa al término del Consejo que "todos los nombres siguen sobre la mesa" y ha confiado en que sea posible alcanzar un acuerdo la próxima semana, aunque los Veintiocho "aún han de trabajar".

El aún presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, ha bromeado con la ausencia de acuerdo: "He contemplado con placer, divertimento, felicidad, que al parecer que no es tan fácil sustituirme".

También ha dicho que hubiera preferido que los líderes hubieran logrado una cuerdo "sobre el nombre de una persona", pero que ninguno de los candidatos de los partidos europeos a las pasadas europeas cuenta con un apoyo mayoritario.

Los líderes deben decidir quienes dirigirán a partir del próximo otoño las principales instituciones comunitarias: Comisión Europea, Consejo, Banco Central Europeo y Alta Representación de Política Exterior. El reparto debe respetar distintos equilibrios de género, ideología y geográficos y determinará también quién presidirá la Eurocámara.

DESCARTADOS LOS CANDIDATOS DE LAS EUROPEAS

El Parlamento Europeo reclama que el próximo presidente de la Comisión sea uno de los cabeza de lista de los partidos europeos a las elecciones de mayo - Manfred Weber (PPE), Frans Timmermans (S&D) o Margrethe Vestager (ALDE)--, pero los líderes rechazan automatismos y exploran otros perfiles.

Los 'populares' se mantienen firmes respecto a que ese cargo debe ocuparlo su candidato porque son la fuerza más votada en la nueva Eurocámara, pero el resto de grupos les han trasladado este mismo jueves que ninguno lo apoya, lo que coloca la discusión en una situación de bloqueo.

Con el rechazo del resto de familias políticas, la designación de Weber es inviable y supondría, además, desactivar el modelo de los llamados 'Spitzenkandidaten', según diversas fuentes, ya que dejaría fuera al resto de cabeza de lista de los partidos europeos.

"Los tres nombres que fueron propuestos (han sido descartados), estaban sobre la mesa, los tres nombres llamados de 'Spitzenkandidat', han sido testados por Donald Tusk y se ha considerado que no había mayoría", ha resumido el presidente de Francia, Emmanuel Macron, al término de la cumbre.

"Esta etapa era necesaria a la vista de la crispación a la que se había llegado por la obsesión por una organización partidista, que no se corresponde con la realidad democrática europea", ha advertido Macron, quien ha confiado en que a lo largo de esta semana se presenten nuevos nombres.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, por su parte, ha asumido que el candidato alemán del PPE para ser el nuevo presidente de la Comisión Europea, Manfred Weber, no tiene una mayoría suficiente en el Parlamento Europeo para hacerse con el puesto, dado que socialdemócratas y liberales rechazan apoyarle.

"Tenemos que aceptar la situación como es (...) y sacar las conclusiones correctas. Pero tienen que ser conclusiones comunes del Consejo europeo (los países) y el Parlamento", ha razonado.

Para leer más