Los líderes macedonios cierran sin acuerdo la reunión celebrada en Bruselas para poner fin a la crisis

Publicado 11/06/2015 5:31:54CET

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los líderes políticos macedonios han cerrado este miércoles sin acuerdo la reunión celebrada en la capital de Bélgica, Bruselas, para intentar poner fin a la crisis que atraviesa el país, según ha informado el la Unión Europea (UE).

El encuentro, que se ha extendido durante cerca de doce horas, ha sido auspiciado por el comisario europeo de Ampliación y Política de Vecindad, Johannes Hahn, quien se ha reunido con los líderes de los cuatro principales partidos políticos del país.

"Las conversaciones fueron abiertas y detalladas, pero no derivaron en un acuerdo final. La UE pide a todas las partes, por el interés de su país y sus ciudadanos, que encuentren un compromiso duradero sin mayores retrasos y que presenten propuestas concretas a tal fin", ha dicho el organismo.

Asimismo, ha pedido a las partes que se comprometan con las reformas y que éstas sean aplicadas con urgencia. "Es esencial para el país hacer progresos en el camino euroatlántico", ha puntualizado.

"La Comisión Europea considerará cómo contribuir de la mejor manera al proceso político en el país y permanece dispuesta a facilitar las discusiones", ha remachado.

Hahn negoció el jueves pasado un principio de acuerdo entre el líder del principal partido de la oposición de Macedonia, Zoran Zaev y el primer ministro, Nikola Gruevski, para un adelanto electoral y manifestó su esperanza de sellar dicho acuerdo entre ambos esta semana en Bruselas.

Zaev ha propiciado la publicación de una serie de escuchas realizadas supuestamente por orden del Gobierno de Gruevski a 20.000 opositores, aliados, periodistas, jueces y otras personalidades a lo largo de sus nueve años en el poder. En ellas se prueba el control ejercido por el Gobierno sobre los medios de comunicación, los tribunales y los procesos electorales.

Gruevski sostiene que estas grabaciones las realizaron espías extranjeros y que han sido manipuladas y Zaev está siendo procesado por "violencia" contra el Estado.

Este conflicto ha despertado el temor a una desestabilización del país, que ya estuvo al borde de la guerra civil tras el surgimiento en 2001 de una insurgencia albanesa. Diplomáticos occidentales están intentando mediar para lograr una solución, aunque han cuestionado las credenciales democráticas del Gobierno de Gruevski con su reciente giro hacia la derecha nacionalista.