Los líderes de la UE dejan patentes sus "diferencias" sobre la gestión interna de la migración

Angela Merkel
REUTERS / LISI NIESNER
Publicado 20/09/2018 8:15:57CET

SALZBURGO (AUSTRIA), 20 Sep. (del enviado especial de EUROPA PRESS Antonio Suárez-Bustamante) -

Los líderes de la Unión Europea mantuvieron este miércoles una cena de trabajo en la que abordaron la gestión interna de la migración y constataron que "persisten las diferencias" en esta materia, según han informado fuentes comunitarias.

No obstante, lo que sí que recibió un apoyo mayoría de los líderes europeos fue la necesidad de fortalecer la cooperación con terceros países, incluido Egipto, y la posibilidad de convocar una cumbre UE-Liga Árabe. "Tusk avanzará (en esta cuestión) cuando se reúna con (Abdul Fatá) Al Sisi en Nueva York el domingo", han explicado las mismas fuentes.

A la espera de que los jefes de Estado y de Gobierno retomen este jueves por la mañana sus conversaciones, en este caso sobre la dimensión de la seguridad interna y sobre las negociaciones del Brexit, su reunión del miércoles por la noche sirvió para tener un "largo debate" al que contribuyeron "la mayoría de los líderes".

El objetivo del presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, en esta cumbre era encauzar las conversaciones sobre migración ante las "tensiones" surgidas durante los últimos meses, pero la conversación dejó patente que mantienen sus discrepancias sobre cómo encontrar un modelo para distribuir por toda la UE a aquellos migrantes que ya están en el bloque comunitario.

Otro de los temas que dividen a los Veintiocho es la propuesta de la Comisión Europea para dotar al cuerpo de fronteras europeo con 10.000 efectivos policiales de aquí a 2020 para ayudar a los gobiernos a controla con más eficacia la frontera exterior de la UE.

Sin embargo, el canciller austriaco Sebastian Kurz apuntó poco antes del inicio de la cena de trabajo a posibles reservas de España. Italia y Grecia como uno de los escollos para lograr un acuerdo de aquí a diciembre sobre esta cuestión. "Tengo la sensación de que para algunos estados existe la preocupación de que un fortalecimiento de Frontex pueda conducir a más registros (de entrada) y el desplazamiento posterior de los inmigrantes sería más difícil" hacia otros países europeos, dijo.

Según fuentes diplomáticas, el refuerzo de la antigua Frontex es un tema sobre el que hay que "reflexionar" y conocer los detalles de su financiación y su mandato, para dilucidar su las competencias de los agentes europeos pueden chocar con las que ostenta en la actualidad el Ministerio de Interior.

La cena de este miércoles acabó con una exposición por parte de la primera ministra de Reino unido Theresa May de unos 10 minutos sobre cómo ve Londres el estado de las negociaciones del Brexit. Los líderes de la UE retomarán este jueves, ya sin May en la mesa, sus conversaciones sobre esta cuestión.

Contador