Llega al este de RDC una nueva fuerza internacional sudafricana con la misión de actuar contra el M23

Archivo - Imagen de fuerzas internacionales africanas en Kivu Norte (República Democrática del Congo)
Archivo - Imagen de fuerzas internacionales africanas en Kivu Norte (República Democrática del Congo) - Europa Press/Contacto/Alain Uaykani - Archivo
Actualizado: viernes, 29 diciembre 2023 20:10

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los primeros militares de la Comunidad para el Desarrollo del África Austral (SADC) ya se encuentran en la conflictiva provincia de Kivu Norte, en el este de República Democrática del Congo (RDC) con la misión de impedir nuevos avances de las milicias del Movimiento 23 de Marzo (M23) en sustitución de la recientemente retirada misión de la Comunidad Africana Oriental (CAO), repudiada por la población local.

La misión fue anunciada el pasado 3 de diciembre y la llegada de este primer despliegue responde a los planes de transición de fuerzas en un momento además que la fuerza de los 'cascos azules' de Naciones Unidas, la MONUSCO, también se está retirando en el este del país africano.

Así las cosas, los primeros militares de la llamada Fuerza de la Comunidad para el Desarrollo del África Austral han llegado a la capital de Kivu Norte, Goma, donde comenzarán en breve sus operaciones, informa el portal Le Potentiel, para intentar paliar un conflicto que ha sumido al territorio, bajo estado de excepción junto a la vecina provincia de Ituri desde 2021, en el caos absoluto.

La misión tiene también la orden de restaurar la confianza de la población tras la mala experiencia con la misión de la CAO, que solo ha durado un año después de que los propios congoleños acusaran a los elementos de esta misión de actuar codo con codo junto a las propias milicias del M23.

El M23 es un grupo rebelde formado principalmente por tutsis congoleños y que opera principalmente en la provincia. Tras un conflicto entre 2012 y 2013, RDC y el grupo firmaron en diciembre un acuerdo de paz. En dichos combates, el Ejército congoleño contó con apoyo de tropas de Naciones Unidas.

El grupo lanzó una nueva ofensiva en octubre de 2022, recrudecida a partir de noviembre, lo que provocó una crisis diplomática entre RDC y Ruanda por su papel en el conflicto. Kigali ha acusado a Kinshasa de apoyar a las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), un grupo armado rebelde fundado e integrado principalmente por hutus responsables del genocidio de 1994 en Ruanda.

El último episodio comenzó hace un par de meses con nuevas hostilidades entre el M23 y grupos de autodefensa locales de corte nacionalista, muchos de ellos formados por jóvenes de la región, los llamados "wazalendo" ("Los patriotas", en suajili), también contrarios a la presencia de fuerzas internacionales en el noreste del país.

Leer más acerca de: