Publicado 06/10/2022 14:39

Lula sigue al frente en las encuestas, pero Bolsonaro por primera vez le supera en algunos sectores

Luiz Inácio Lula da Silva.
Luiz Inácio Lula da Silva. - FEPESIL / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO


MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El candidato del Partido de los Trabajadores (PT) y expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, está ocho puntos por encima de Jair Bolsonaro en el primer sondeo de cara a la segunda vuelta del 30 de octubre, aunque el ultraderechista reduce la desaprobación de su gobierno y le supera por primera vez entre ciertos grupos de electores.

Es entre los hombres blancos donde Bolsonaro ha tomado una ligera ventaja sobre Lula. Así, aunque el margen de error podría suponer un empate técnico, por ahora, según el sondeo de Ipec, el 47 por ciento de este electorado votaría el presidente brasileño frente al 45 que daría su apoyo al aspirante del PT.

Es la primera vez que se pone por delante de Lula entre este segmento de la población. A medida que se acercaba la cita con las urnas del pasado domingo, Bolsonaro ha estado recuperando el terreno perdido, si bien siempre ha estado por detrás de su rival, quien logró seis millones más de votos que él en primera ronda.

No obstante, Lula continúa al frente también en este último sondeo, gracias a la mejor imagen que proyecta en casi todos los grupos de electores. Así logra el 51 por ciento de la intención de voto frente al 43 por ciento de Bolsonaro.

Por otro lado, el electorado brasileño tiene claro el sentido de su voto, así lo ha manifestado el 92 por ciento de los encuestados, ya que solo un 8 por ciento asegura que todavía podría cambiarlo. Un 40 por ciento no votaría de ninguna manera por Lula, mientras que un 50 por ciento opina igual con respecto a Bolsonaro.

LULA GANA ENTRE NEGROS, POBRES Y MUJERES; BOLSONARO, ENTRE RICOS Y EVANGELISTAS

Donde no parece que la cosa vaya a variar por el momento es en la predilección que Lula obtiene entre los electores racializados y aquellos de ingreso más bajos. El del PT cuanta con la intención de voto del 55 por ciento entre los votantes del primer grupo, así como entre el 64 por ciento del segundo estamento.

Por su parte, solo el 39 por ciento de los negros y el 29 por ciento de quienes tiene rentas más bajas, alrededor de un salario mínimo (192 euros), votaría por la reelección de Bolsonaro dentro de tres semanas.

Es en el grupo de votantes con rentas altas, más de cinco salarios mínimos (unos 960 hacia arriba) donde el ultraderechista obtendría más apoyos, una circunstancia que se ha venido repitiendo en sondeos anteriores. El 65 por ciento le daría su voto, frente al 30 por ciento que apostaría por Lula. En rentas medias también se imponer por poco Bolsonaro, con el 49 por ciento frente al 44 por ciento.

Lula gana también entre el electorado femenino y masculino, con el 53 por ciento y el 49 por ciento, respectivamente, frente al 40 por ciento de mujeres y el 45 por ciento de hombres que daría su apoyo a Bolsonaro. Durante toda la campaña el equipo del presidente ha intentado sin éxito virar la mala imagen que tiene entre las votantes, apoyándose incluso en la imagen de la primera dama, Michele Bolsonaro.

Entre los católicos, Lula está por delante con el 59 por ciento frente al 36 por ciento de su rival, que sí tiene mejor acogida entre los electores evangelistas, el 61 por ciento le prefiere antes que al del PT, con el 31 por ciento.

En la distribución territorial, Lula tiene una amplia ventaja en el noreste, mientras que Bolsonaro es el preferido en el sur, norte y centro oeste. En la región sureste, en la que se encuentran los tres mayores centros electorales --Río de Janeiro, Minas Gerais y Sao Paulo-- hay una situación de empate técnico.

Más información