Macron designa dos nuevos ministros en su primera remodelación desde que llegó al cargo

Emmanuel Macron
REUTERS / PHILIPPE WOJAZER
Actualizado 04/09/2018 14:04:26 CET

Nombra a los titulares de Transición Ecológica y Deporte, después de que ambas carteras hubieran quedado vacantes

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha designado este martes a los nuevos ministros de Transición Ecológica y Deporte después de la salida de los titulares de ambas carteras en la última semana, en la que es la primera remodelación de su gabinete que acomete desde que llegó al Elíseo en mayo de 2017.

Según ha informado la Presidencia en un comunicado, François de Rugy será quien ocupe la cartera de Transición Ecológica que dejó vacante el martes pasado Nicolas Hulot, que anunció por sorpresa su renuncia sin notificar previamente su decisión ni a Macron ni al primer ministro, Edouard Philippe.

De Rugy era hasta ahora presidente de la Asamblea Nacional y formó parte del partido Europa Ecología Los Verdes (EELV), que abandonó en 2015 para crear su propio Partido Ecologista. En 2016, entró a engrosar las filas del grupo socialista en la Asamblea, llegando a convertirse en vicepresidente de la misma, pero en 2017, tras la victoria de Macron en las presidenciales, se presenta a las legislativas como candidato de la República en Marcha.

Por su parte, y a propuesta del primer ministro, Roxana Maracineanu será quien se haga cargo desde este martes de la cartera de Deporte, después de que su hasta ahora titular, Laura Flessel, haya dimitido por "motivos personales". Maracineanu, al igual que la ministra saliente, tiene una dilatada trayectoria deportiva como nadadora que la llevó a ganar una medalla de plata en Sidney en el 2000.

Aunque desde la intempestiva salida de Hulot se había barajado la posibilidad de una remodelación más amplia en el Gobierno y los medios esperaban más cambios después de la dimisión de Flessel esta misma mañana, finalmente Macron ha optado por no introducir más cambios en su gabinete, que no tiene ni año y medio de existencia.

Hulot anunció su dimisión durante una entrevista de radio y explicó que había madurado la idea durante el verano pero no se lo comentó ni a Macron ni a Edouard porque no quería que le hicieran cambiar de opinión. El ecologista dijo que renunciaba porque consideraba que el Gobierno no estaba actuando en los ámbitos en que él veía necesario hacerlo.

"¿Hemos comenzado a reducir el uso de pesticidas? La respuesta es no. ¿Hemos comenzado a controlar la erosión de la biodiversidad? La respuesta es no. ¿Hemos comenzado a ponernos en situación de frenar la artificialización de los suelos? La respuesta es no", se lamentó.

"No quiero seguir mintiéndome. No quiero dar la ilusión de que mi presencia en el Gobierno significa que estamos a la altura de estos problemas y, por tanto, tomo la decisión de abandonar el Gobierno", explicó, indicando que se había sentido "solo" en su lucha.

Su dimisión cayó como un jarro de agua fría en el Gobierno, ya que se produjo sin previo aviso y con Macron fuera del país, y generó rápidamente críticas a la gestión del mandatario desde sus principales rivales, que vieron en la marcha de Hulot una demostración del fracaso de su mandato.

Desde el entorno del presidente, se consideró que la salida de Nicolas Hulot era quizá el "precio a pagar por tener ministros de la sociedad civil en el Gobierno". Al igual que Hulot, Flessel tampoco era militante de ningún partido.

DE RUGY, UNA FIGURA MÁS MANEJABLE

Con el nombramiento de De Rugy, que cuenta con una dilatada trayectoria como diputado, Macron estaría buscando una figura más fácil de manejar. "No había que volver a comenzar con lo que hemos conocido con Hulot, con un tipo incontrolable que puede cerrar la puerta al cabo de tres meses", ha explicado a 'Le Monde' un diputado de LRM cercano al Elíseo, en referencia a la elección del presidente de la Asamblea.

Por su parte, Flessel, que fue la abanderada de Francia en los Juegos Olímpicos de 2012 y ha sido campeona olímpica de esgrima, ha anunciado esta mañana que dejaba su cargo por motivos personales. Según ha explicado, volverá a sus "compromisos pasados" centrados en "lo humano, la solidaridad y la cooperación internacional".

Flessel ha dicho que notificó este lunes a Philippe su decisión y ha agradecido a este y a Macron la confianza depositada en ella. Asimismo, la ya exministra ha expresado su admiración por la "determinación" de Philippe y Macron y ha asegurado que comparte "totalmente los valores y el patriotismo" con ellos.

Hasta ahora era la ministra mejor valorada por los franceses. Según un sondeo publicado por Harris el 31 de agosto, la titular de Deporte gozaba de la confianza del 46 por ciento de los franceses, por delante del ministro de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, y el de Educación, Jean-Michel Blanquer, con el 41 por ciento.