Macron pide ante la ONU rechazar el unilateralismo y la "ley del más fuerte"

El presiente francés, Emmanuel Macron, ante la Asamblea General de la ONU.
NACIONES UNIDAS
Publicado 26/09/2018 4:55:17CET

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha reclamado este martes rechazar el unilateralismo y la "ley del más fuerte" en un discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas horas después de que su homólogo estadounidense, Donald Trump, defendiera su apuesta por todo lo contrario.

"No hay que olvidar nunca que los genocidios fueron alimentados por los discursos a los que nos acostumbramos, porque fueron alimentados por los éxitos teatrales que aplaudimos", ha sostenido durante su discurso.

"Hoy estamos viendo la desintegración del Derecho Internacional, todas las formas de cooperación, como si nada hubiera sucedido, por miedo, por complicidad. Yo no me acostumbro", ha dicho, según ha recogido el diario francés 'Le Monde'.

Así, ha destacado que "el riesgo es el cinismo o simplemente acostumbrarse al cinismo". "Los responsables están aquí", ha recalcado el mandatario francés.

En este sentido, ha argüido que el relativismo cultural podría convertir a Naciones Unidas en un símbolo de la incapacidad y ha agregado que el unilateralismo "lleva directamente al aislamiento y el conflicto". En este sentido, ha explicado que el objetivo es no alimentar las tensiones sino apostar por el diálogo y el multilteralismo.

Macron ha apuntado así que las disputas comerciales pueden resolverse con normas comunes que garanticen la competencia, y no con acuerdos bilaterales, y ha destacado que el conflicto palestino-israelí tampoco puede ser resuelto a través de iniciativas unilaterales o "pisoteando" el derecho a la paz de los palestinos o "minusvalorando" el derecho de Israel a la seguridad.

"La ley del más fuerte sólo exacerbará las tensiones", ha manifestado, en un discurso en el que ha propuesto un nuevo equilibrio mundial consensuado que potencie nuevas formas de cooperación internacional y regional, respetando la soberanía nacional.

El presidente francés ha hecho además hincapié en la importancia de trabajar para combatir el cambio climático y ha argumentado que el mundo "está pagando un precio colectivo" por la incapacidad de la comunidad internacional de hacer frente al desigual reparto de la riqueza tras la crisis económica que estalló hace una década.

Por ello, ha recalcado que es necesaria una solución para los que sufren estas diferencias económicas y de igualdad y los jóvenes que viven en los países en desarrollo, motivo por el que ha anunciado un incremento de la financiación al desarrollo por parte de Francia hasta los mil millones de euros, lo que supone un incremento del 40 por ciento.

Por último, ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional a renovar su compromiso para trabajar y evitar conflictos e identificar "vías para garantizar la paz mundial". "Nuestros hijos están mirando. Hagámoslo a nivel humano", ha remachado.