Actualizado 22/06/2022 21:20

Macron valora como "posible" una mayoría "amplia y clara" de cara a la composición de la Asamblea Nacional

El presidente francés, Emmanuel Macron
El presidente francés, Emmanuel Macron - Kay Nietfeld/dpa

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, cree que es posible encontrar una mayoría amplia y clara en el marco de las negociaciones con distintos partidos y ha dicho que "no está justificado" un Gobierno de unidad de cara a la composición de la Asamblea Nacional.

"Creo que, por tanto, es posible, en el momento crucial que estamos viviendo, encontrar una mayoría más grande y más clara para actuar", ha dicho el jefe de Estado francés, agregando que espera que "en las próximas semanas" lleguen a acuerdos.

La gobernabilidad de Francia peligra tras la segunda vuelta de las elecciones legislativas francesas celebradas el domingo y en las que la coalición afín a Macron, ¡Juntos!, no ha logrado la mayoría absoluta y por tanto deberá pactar con otras formaciones para garantizar el tramite parlamentario de las iniciativas del Gobierno.

Tras los comicios, ¡Juntos! (centro) cuenta con 246 del total de 577 asientos de la Asamblea Nacional. Los Republicanos (derecha) suman 64 escaños y Agrupación Nacional (extrema derecha), 89. La Nueva Unión Ecologista y Social (Nupes, izquierda) liderada por La Francia Insumisa, ha cosechado 146 puestos.

Macron, por tanto, ya no tiene la mayoría absoluta de la Asamblea. El presidente francés ha iniciado una ronda de contactos con otros partidos, aunque, por ahora, el partido Los Republicanos, representante de la derecha moderada, ya ha dejado claro que no le apoyará.

En ese sentido, ha confirmado este miércoles que "la mayoría de los líderes" con los que ha hablado han descartado la posibilidad de un gobierno de unidad nacional". "A mi modo de ver no está justificado", ha dicho el mandatario francés, tal y como ha recogido el diario 'Le Monde'.

Así, Macron ha llamado a "gobernar y legislar de otra manera" ante las "fracturas" que han revelado las elecciones legislativas. "Ninguna fuerza política hoy en día puede hacer leyes sola. La mayoría presidencial sí es relativa", ha sentenciado.

"Habrá que construir compromisos, enriquecimientos, enmiendas, pero hacerlo con total transparencia, a la intemperie. Si se me permite decirlo, concierne a todas las fuerzas políticas, empezando por la mayoría presidencial, y también a todas las demás", ha aclarado Macron, tal y como ha recogido 'Ouest France'.

Por ello, ha dicho que "será necesario aclarar en los próximos días la cuota de responsabilidad y cooperación que están dispuestas a asumir las distintas formaciones de la Asamblea Nacional". Asimismo, ha indicado que el país "necesita reformas ambiciosas para crear más riqueza e innovar más".

El mandatario francés también ha llamado la atención sobre la "fuerte abstención". "Tampoco puedo ignorar las fracturas, las profundas divisiones que atraviesan nuestro país y se reflejan en la composición de la nueva Asamblea", ha subrayado.

Macron trata así de apaciguar la crisis que comenzó el domingo antes de su partida para un Consejo Europeo este jueves 23 de junio en Bruselas. "Tan pronto como regrese, comenzaremos a construir este método y esta nueva configuración", ha concluido.

Después del discurso, el fundador de La Francia Insumisa (LFI), Jean-Luc Mélenchon --quien encabeza también Nupes--, ha subrayado que "el Ejecutivo es débil", mientras que "la Asamblea Nacional es fuerte".

"La primera ministra debe comparecer ante la Asamblea Nacional. Si no tiene la confianza de la Asamblea, que renuncie", ha señalado, agregando que "la fuerza debe permanecer en la ley de la democracia, tal y como ha recogido 'Le Figaro'.

Con ello se refería a la renuncia, rechazada por Macron, de la primera ministra de Francia, Elisabeth Borne, quien ya recalcó la misma noche electoral que "no hay alternativa" a la actual mayoría, ya que tampoco suman suficientes apoyos la coalición que abandera el izquierdista Mélenchon.

Una de las opciones que gana fuerza en caso de parálisis es que Macron disuelva de forma apresurada la Asamblea Nacional y convoque elecciones anticipadas, una apuesta arriesgada teniendo en cuenta la actual polarización política, con una izquierda y una ultraderecha al alza.

Contador

Más información