Maduro defiende que el acuerdo de diálogo es "un paso acertado y necesario" que "abre todas las puertas"

Publicado 17/09/2019 16:22:20CET
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su mujer, Cilia Flores
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su mujer, Cilia Flores - Marcelo Garcia/Prensa Miraflores / DPA

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha defendido este martes en que el acuerdo de diálogo que ha firmado con un grupo de partidos minoritarios de la oposición es "un paso acertado y necesario" que "abre todas las puertas" a unas conversaciones más amplias en pro de la estabilidad del país.

"La firma del primer acuerdo de paz, entendimiento y convivencia entre la oposición venezolana y el Gobierno que presido es un paso acertado y necesario que abre todas las puertas al diálogo, en función de la estabilidad política y la felicidad social del pueblo venezolano", ha escrito en Twitter.

Hasta ahora, Maduro solo ha reaccionado a través de la red social. El lunes, tras la firma del acuerdo, ya lo celebró como "un paso para avanzar hacia la convivencia y la paz". "Todas las puertas del diálogo seguirán abiertas para la tranquilidad de todos los venezolanos", aseguró.

El ministro de Información, Jorge Rodríguez, ya explicó al anunciar el acuerdo que este diálogo es "una puerta abierta para conformar una mesa nacional que resuelva las controversias", apuntando de esta forma a la posibilidad de que en el futuro se puedan sumar otras facciones opositoras. "Podrán sumarse las fuerza políticas que lo deseen", afirmó.

Sin embargo, el autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, ha rechazado este nuevo diálogo por considerar que se trata de una nueva "maniobra" política de Maduro para no hablar de la "solución concreta" propuesta por la oposición mayoritaria en el proceso de Oslo y Barbados.

"Poner hoy pañitos de agua caliente (...) sería no solamente irresponsable, sino sádico y directamente un delito de lesa humanidad", dijo, aludiendo a las denuncias recogidas en el reciente informe de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre la situación en Venezuela.

ÚLTIMO GIRO

El Gobierno y Avanzada Progresista (AP), Movimiento Al Socialismo (MAS), Soluciones para Venezuela (SPV) y Cambiemos anunciaron el lunes un acuerdo para reanudar el diálogo en Venezuela que incluye ya pactos concretos para que los diputados 'chavistas' vuelvan al Parlamento y para renovar el Consejo Nacional Electoral (CNE) con miras a unos nuevos comicios.

Se trata de pequeños partidos que llegaron a formar parte de la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) y que rompieron con ella por desavenencias internas. Destaca la Avanzada Progresista de Henri Falcón, antiguo 'chavista' que se apartó de Maduro y volvió como candidato independiente en los comicios de 2018, no reconocidos ni por la MUD ni por buena parte de la comunidad internacional.

Al mismo tiempo que se conocía este acuerdo, Guaidó daba a conocer en una rueda de prensa que en el proceso de Oslo y Barbados --última tentativa de diálogo-- ofreció a Maduro un gobierno de transición en el que ninguno de los dos estuviera presente para guiar al país a unas elecciones presidenciales "reales" con un nuevo CNE.

Guaidó reiteró que el formato de Oslo y Barbados está "agotado", pero aclaró que la propuesta lanzada entonces sigue "en la mesa" e instó a "todos los sectores" del país a "empujar" para que el Gobierno ceda. Así, pidió "máxima presión" tanto dentro como fuera de Venezuela y apuntó al TIAR, el acuerdo regional con una cláusula de defensa colectiva.

Para leer más