Mapa: estos lugares del mundo todavía están plagados de minas que matan personas

Actualizado 04/04/2016 14:41:32 CET
Presencia de minas en el mundo
LAND MONITOR

MADRID, 4 Abr. (EDIZIONES) -

Casi diez personas al día pierden la vida cada año por culpa de las minas antipersonas y restos de municiones de conflictos, según el último informe publicado por la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersona (ICBL, por sus siglas en inglés).

Este lunes se celebra el Día Internacional de información sobre el peligro de las minas con el objetivo de dar luz sobre esta lacra que en 2014 acabó con la vida de 3.678 personas, y se ceba con los niños: representaron el 39 por ciento de las víctimas en los casos en los que se conocía la edad.

Pese a la firma por parte de 162 países del Tratado de Ottawa o la Convención sobre la prohibición de minas antipersonales, que entró en vigor en 1999, y a los avances que se han conseguido desde entonces para limpiar de minas el terreno de zonas de conflicto, todavía a día de hoy las minas son una realidad diaria para la población civil.

El mapa que encabeza esta noticia representa los países en los que el suelo todavía esconde minas antipersonas. "El nuevo uso de minas por parte de grupos armados en los conflictos de Ucrania y Yemen y el continuo uso a gran escala en Afganistán e Irak son muy preocupantes", asegura el investigador de Human Rights Watch y editor del informe, Marcos Hiznay.

El informe de 'Landime Monitor' identificó en 2014 víctimas mortales en 58 países. El 70 por ciento de estas muertes ocurrieron en países firmantes del tratado contra el uso de minas antipersonas. El siguiente mapa representa los casos documentados por el 'Landime Monitor'.

Afganistán (con 1.296 víctimas en 2014), Colombia (con 286), Myanmar ( 251), Pakistán (233), Siria (174), Camboya (154) y Mali (144) están entre los países con más bajas por el uso de este tipo de armas.

La medida de diez víctimas diarias está muy por debajo de las 25 registradas en 1999. No obstante, el aumento del número de víctimas en 2014 respecto a 2013 da cuenta de la importancia de seguir insistiendo en la necesidad de afrontar este problema, según los autores.

"Mientras que el mundo ha hecho grandes progresos, el año pasado fue testigo de la vuelta a atrás respecto al uso de las minas terrestres y las víctimas que causaron", ha lamentado el responsable del informe 'Landmine Monitor' de 2015, Jeff Abramson. "Es necesario limpiar los campos minados que quedan de la forma más rápida posible", ha añadido.

Países donantes y afectados contribuyeron en 2014 con 610 millones de dólares (574 millones de euros) para continuar con las labores de limpieza en estas zonas, una inversión de 30 millones menos que la conseguida en 2013 y mucho menor que la obtenida en 2012, cuando alcanzó la cifra récord de 681 millones de dólares (641 millones de euros).

En 2014, a pesar de la menor inversión se limpiaron 200 kilómetros cuadrados, más que los 185 kilómetros cuadrados que se limpiaron en 2013, y se destruyeron más de 230.000 minas antipersonas.