Actualizado 15/06/2021 21:52 CET

La Marcha de las Banderas arranca en Jerusalén entre tensiones que dejan ya incendios y heridos

Fuerzas de seguridad israelíes en la Marcha de las Banderas
Fuerzas de seguridad israelíes en la Marcha de las Banderas - Ilia Yefimovich/dpa

Los participantes de la marcha corean "muerte a los árabes" y "quemen su aldea", cánticos condenados por el Ministerio de Exteriores

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Al menos 27 palestinos han resultado heridos tras enfrentamientos contra la Policía israelí y hasta 20 incendios se han producido en el sur de Israel por globos incendiarios lanzados desde la Franja de Gaza mientras arranca en Jerusalén la Marcha de las Banderas, que atraviesa el barrio musulmán de la ciudad y amenaza con una posible escalada de las tensiones.

La Media Luna Roja de Palestina ha informado de casi una treintena de heridos palestinos tras enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes cerca de la Ciudad Vieja de Jerusalén, de los cuales tres han sido hospitalizados. Por su parte, las fuerzas de seguridad israelíes han informado que 17 personas han sido detenidas en los enfrentamientos entre palestinos y agentes.

En la marcha, que el Gobierno israelí autorizó este lunes tras tomar posesión y que ha sido convocada por organizaciones religiosas y de derechas israelíes y por las organizaciones de colonos de Cisjordania, han participado varios miembros conservadores del Parlamento, informa 'The Times of Israel'.

Según las cifras de la Policía, han participado unos 5.000 manifestantes, que han sido grabados en videos que circulan en redes sociales coreando "muerte a los árabes" y "quemen su aldea", unos cánticos que ha condenado el recién investido ministro de Exteriores, Yair Lapid.

Lapid, que forma parte de la coalición del Gobierno, ha matizado que ha sido lo correcto autorizar la marcha, aunque "el hecho de que haya elementos extremistas para quienes la bandera israelí representa el odio y el racismo es abominable e imperdonable".

A través de su cuenta en la red social Twitter, ha criticado que es "inconcebible" que alguien pueda "sostener la bandera israelí en una mano y gritar 'muerte a los árabes' al mismo tiempo".

"Esto no es ni judaísmo ni israelidad, y ciertamente no es lo que simboliza nuestra bandera. Estas personas son una vergüenza para el pueblo de Israel", ha concluido

Previamente a la celebración de la marcha, se han producido al menos 20 incendios en el sur de Israel que estarían provocados presuntamente por globos incendiarios lanzados desde la Franja de Gaza, ha precisado el Servicio de Bomberos y Rescate israelí.

Estos lanzamientos se dan después de que la unidad de globos incendiarios de Hamás anunciara la reanudación de sus operaciones tras la autorización para llevar a cabo la marcha.

La controvertida marcha iba a tener lugar el 10 de mayo, si bien fue suspendida después de que Hamás disparara varios proyectiles contra la ciudad en respuesta a la represión de las manifestaciones contra los desalojos en Sheij Jarrá y la irrupción de agentes israelíes en la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes.

Estos incidentes derivaron en once días de combates en la Franja de Gaza, en los que murieron más de 250 palestinos y doce personas en Israel, entre ellas una mujer india y dos filipinos, así como más de 20 palestinos muertos a manos de las fuerzas de seguridad israelíes en Cisjordania.

En este contexto, y ante el temor a un posible aumento de las tensiones debido al recorrido de la misma, el Gobierno decidió volver a suspender la marcha la semana pasada, decisión que ha sido rechazada por la nueva formación, que ha decidido darle 'luz verde' llevando a Hamás a amenazar con posibles consecuencias.

Ante esta posible escalada del conflicto, el Ejército de Israel ha puesto en alerta las baterías del sistema antiaéreo Cúpula de Hierro, diseñado para derribar cualquier cohete lanzado desde la Franja de Gaza contra territorio israelí. También ha aumentado el nivel de alerta para las tropas israelíes desplegadas en Cisjordania, mientras que ha señalado que hay 2.000 agentes de Policía presentes para garantizar la marcha.